Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Francisco pidió una solución a Siria y llamó a la paz entre las coreas

Papa celebró su primera misa de Pascua ante miles de fieles en Roma.

El papa argentino Francisco lanzó este domingo de Pascua un mensaje por la paz en el mundo, condenando la violencia en Siria y las divergencias entre las dos Coreas, y denunció el tráfico de drogas y de personas, "la esclavitud del siglo XXI".

Coincidiendo con la mayor fiesta del cristianismo y ante cerca de 250.000 fieles de todo el mundo congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano, el Papa latinoamericano pidió a los católicos que transformen "la muerte en vida, el odio en amor, la venganza en perdón, la guerra en paz".

Cumpliendo con la tradición del domingo de Pascua, Francisco condenó desde el balcón de la basílica de San Pedro los grandes conflictos que devastan el mundo, sobre todo en Oriente Medio, África y Asia.

El Papa evitó mencionar específicamente los problemas de América Latina, su región, aunque condenó muchos de los males que la azotan, entre ellos el tráfico de droga y de personas.

"Paz a todo el mundo, aún tan dividido por la codicia", clamó el Papa latinoamericano.

El pontífice argentino, que respetó puntualmente el texto que tenía preparado y habló sólo en italiano, condenó a "quienes buscan fáciles ganancias" y el "egoísmo que amenaza la vida humana y la familia".

También pidió "una solución política" para "la amada" Siria, donde numerosos "refugiados están esperando ayuda y consuelo".

"¡Cuánta sangre derramada! Y ¿cuánto dolor se ha de causar todavía, antes de que se consiga encontrar una solución política a la crisis?" en Siria, lamentó al instar también la paz para Oriente Medio, en particular entre israelíes y palestinos, así como para Irak.

Al hablar de Asia instó a que se "superen las divergencias" en la península coreana y "madure un renovado espíritu de reconciliación".

"Paz a esta Tierra nuestra. Que Jesús resucitado traiga consuelo a quienes son víctimas de calamidades naturales y nos haga custodios responsables de la creación", agregó poco antes de impartir la bendición y saludar a los fieles con un "¡Buena fiesta de Pascua!".

Plaza de San Pedro, atiborrada de fieles

La afluencia de público en la plaza de San Pedro para la misa de Pascua y la bendición ‘urbi et orbi’ de este domingo estuvo a la altura de la expectación que ha suscitado el Papa Francisco.

Fueron unos 250.000 fieles los que llenaron la plaza del Vaticano durante la primera misa solemne de Domingo de Resurrección que oficia el papa Francisco.

El Papa primero saludó uno a uno a los cardenales presentes y recorrió en el papamóvil descubierto el recinto vaticano, adornando con 40.000 flores provenientes de Holanda, que convirtieron la famosa plaza en un jardín.

Francisco saludó a los presentes y de nuevo besó a numerosos niños. A uno de ellos, afectado por una enfermedad incurable, lo besó y abrazó con más intensidad, en un gesto entrañable.

El Papa fue acogido con banderas por los miles de presentes, muchos de ellos argentinos, que ondearon la enseña nacional del país del que procede el Sucesor de Pedro. También se alzaron al cielo banderas españolas, brasileñas, mexicanas y de otros países latinoamericanos, así como de naciones europeas, africanas, y del resto del mundo.

Francisco, de 76 años, ofició la misa en solitario, aunque estuvo ayudado por los cardenales Angelo Comastri y Raffaele Farina. Al rito, que comenzó con el canto del 'Resurrexit', asistieron varios representantes de la Iglesia entre cardenales, obispos y sacerdotes.

En la misa no hubo sermón, ya que la pronunció el papa durante la Vigilia Pascual celebrada la pasada noche en la basílica de San Pedro. Como ocurre desde el año 2000, cuando se recuperó una tradición perdida hacía 800 años, en el altar fue colocado el ícono del Santísimo Salvador conocido como 'Acheropita' (que significa no pintado por manos humanas).

Se trata de una de las imágenes más veneradas de la cristiandad y que se conserva en la capilla del 'Sancta Santorum', ubicada en el edificio próximo a la basílica de San Juan de Letrán, donde se guarda la Escalera Santa por la que según la tradición subió Jesús durante su pasión. Antes de comenzar la misa, Francisco oró unos minutos ante el ícono del Santísimo Salvador.

La plaza de San Pedro se adornó con 40.000 flores, multicolores, entre ellas 20.000 tulipanes de varios colores, 10.000 narcisos de diferentes colores, 3.000 rosas blancas y 300 rosas lila.

Además, se colocaron un centenar de orquídeas, un centenar de lirios blancos, 500 lirios amarillos, claveles, flor del manzano, así como rododendros, azaleas, magnolias, jacintos, todas ellas procedentes, como ya es tradición, de Holanda. También está adornada con dos olivos centenarios traídos de la región sureña italiana de Puglia.

El mensaje pascual puso fin a los ritos de la Semana Santa, la primera del papa argentino, quien este lunes volverá a la plaza de San Pedro para rezar a mediodía el Regina Coeli, que sustituye al ángelus en el tiempo de Pascua. El Papa tiene previsto permanecer en el Vaticano y no tomar días de descanso tras los ritos de la Semana Santa, todos presididos por él.

EFE y AFP

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
31 de marzo de 2013
Autor
EFE Y AFP

Publicidad

Paute aqu�