Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Aprenda a comprar inteligentemente en temporada de rebajas

Haga una lista con lo que necesita y un presupuesto para saber cuánto gastar. No a los impulsos.

No es para enloquecerse, sino para aprovechar. La temporada de descuentos está en pleno para todo tipo de productos, especialmente ropa y hogar. La tentación es grande, pero el bolsillo no suele estar tan abultado para estos días, después de la temporada navideña, de vacaciones y con la escolar encima.

Por eso, conviene gastar inteligentemente por esta época y no actuar impulsivamente. Es el momento de adquirir aquello que necesita, que debe reponer o que dejó de comprar porque estaba muy costoso.

Pero cuidado, no se lance a los almacenes sin tener claro cuánto puede gastar, la frase de "como no aprovecho", no es tan buena consejera. Si va a renovar su ropero, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Antes de salir de compras revise su clóset para saber qué tiene y no repetir. Piense qué prendas debe cambiar, reponer y aquellas que le hacen falta (una chaqueta azul, un bolso negro, unas botas rojas).
  • De acuerdo con el resultado, haga una lista con esas prendas que necesita y le serán útiles; estas son su prioridad a la hora de enfrentarse a las vitrinas.
  • Es buen momento para hacerse a esas prendas clave de fondo de armario (ropa básica que se puede utilizar constantemente y que se actualiza con un buen complemento o accesorio de moda o temporada): un blazer, un abrigo, una chaqueta de cuero, un sastre, unos jeans, unas botas y hasta un vestido de fiesta o ropa deportiva. 
  • No compre prendas más pequeñas, pensando en esos kilos que aumentó en diciembre y que bajará pronto. Es probable que nunca la use.
  • Cuando se antoje de algo, piense si le combina esa prenda con otras de su ropero, si no, no es una buena opción, pues terminará gastando más al buscar la pinta completa.
  • Recuerde tener paciencia, los almacenes estarán llenos de gente, por lo que habrá filas en los probadores y en las cajas para pagar. Que esto no la desaliente para probarse la ropa (recuerde que casi siempre la mercancía en descuento no tiene cambio).
  • Revise que las cosas no tengan ningún tipo de defecto, porque a veces las tiendas aprovechan la temporada de rebajas para sacar las prendas defectuosas.

'Cómo no aprovechar' 

Esta frase puede ser mortal para su presupuesto. Según Adriana Sacipa, profesora de la Universidad de La Sabana, al armar el presupuesto del año, debería pensarse en tener una reserva para la temporada de rebajas. Pero como no lo hacemos así, hay que cuidar los gastos.

  • Que su único argumento de compra no sea el descuento, piense si es útil y lo necesita.
  • Recuerde que la tarjeta de crédito no es un ingreso adicional, la paga con lo que se gana. Si la va a usar, que sea a una o dos cuotas para que en el pago de intereses no se pierda el descuento inicial.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
26 de enero de 2013
Autor
REDACCIÓN EL TIEMPO

Publicidad

Paute aqu�