Experto habla del desarrollo del Cerrado brasileño

Experto habla del desarrollo del Cerrado brasileño

Eliseu Alves hizo recomendaciones para desarrollo de la Altillanura, basado en lo hecho en Brasil.

Experto habla del desarrollo del Cerrado brasileño
25 de enero de 2013, 12:01 am

El desarrollo agropecuario y agroindustrial del Cerrado brasileño, que puso a ese país como potencia en producción de alimentos y desarrollo investigativo para el agro en Latinoamérica, ha sido en los últimos años el ejemplo a seguir para proyectar el desarrollo de la región de la Altillanura colombiana.

Por ello, el ingeniero agrónomo Eliseu de Andrade Alves, uno de los principales responsables de ese 'milagro' de productividad en Brasil en los últimos 40 años, vino a Villavicencio a explicar los puntos claves que lo gestaron y que permitieron consolidarlo.

El experto brasileño precisó cinco aspectos que llevaron al éxito de la iniciativa del Cerrado en su país:

1. La clara y férrea decisión política del Gobierno de Brasil de impulsar la iniciativa mediante la creación de una política definida y los instrumentos para desarrollarla con éxito.

2. El diseño y construcción de Brasilia en el centro de los cerrados, como una ciudad a la que se trasladó la sede del Gobierno y que sirvió como eje de la innovación y el desarrollo tecnológico e investigativo.

3. Que en Brasil se entendió que la ciencia y la investigación era capaz de resolver el problema de suelos pobres del Cerrado, por lo que se le apostó a ello con decisión, creando en 1973 a Embrapa, la organización que lideró y profundizó en la ciencia y la investigación, y de la cual Alves fue presidente.

4. En Brasil había productores, pero no agricultura. Los productores estaban atrasados, no conocían sobre avances científicos aplicados a su actividad.
Por eso -explicó Eliseu Alves- se crearon condiciones favorables (crédito, ciencia y tecnología, infraestructura, riego, mercados, etc.) para estimular a los agricultores a comprar tierra y producir alimentos.

5. Que los cerrados en Brasil tenían poca población y tierras baratas, lo cual fue una gran ventaja porque se facilitó la migración de productores hacía allí y la compra de tierras para que la trabajaran.

Lecciones

Eliseu Alves destacó especialmente el papel que jugó la ciencia, investigación y tecnología en el desarrollo del Cerrado brasileño.
"La gran conclusión es que la tierra no influyó en el desarrollo de los cerrados, sino la tecnología e investigación. Todos los productores tuvieron la posibilidad de usar la tecnología", aseguró Alves.

Lo negativo

Sin embargo, todo no fue bueno en el Cerrado brasileño.

Según Eliseu Alves, la población local no se benefició, porque no tenía capacitación y no conocía la tecnología. "Eso sucedió en Brasil y eso va a ocurrir en la agricultura en la Altillanura de Colombia", dijo.

Alves sostuvo que la tecnología debe distribuirse entre todos los productores o si no la pobreza no desaparecerá del campo. "Sin tecnología no hay esperanza de resolver y resolver la pobreza", sentenció.

Sabios consejos

El ingeniero agrónomo brasileño y expresidente de Embrapa, Eliseu Alves, sostuvo que en el desarrollo de la Altillanura colombiana se puede dar la misma situación negativa del Cerrado, es decir, que la producción de alimentos se concentre en unos pocos que posean la ciencia y tecnología, por lo cual recomendó que es necesario tener un excelente servicio de extensión de la investigación y de crédito rural para agricultores que estén 'atrasados' o no tienen el mismo acceso a ello.

"Ese es el gran problema de los excluidos de la modernización que se está tratando de resolver en Brasil", dijo.

Recomendó también que en la Altillanura se fortalezca la investigación y que llegue a todos los productores como se hizo en el Cerrado, porque será lo que influya en su pleno desarrollo.

REDACCIÓN LLANO 7 DÍAS