Ahora, un derrumbe se le atraviesa al Ferrocarril del Pacífico

Ahora, un derrumbe se le atraviesa al Ferrocarril del Pacífico

A pesar de los retrasos el concesionario asegura que en diciembre el tren llegará a La Tebaida.

Ahora, un derrumbe se le atraviesa al Ferrocarril del Pacífico
20 de enero de 2013, 05:29 am

Al Ferrocarril de Pacífico, que durante una década ha enfrentado múltiples tropiezos y que estrenó su primer tramo el año pasado, ahora se le atravesó un derrumbe de 36 mil metros cúbicos, en el tramo entre Buga (Valle) y La Tebaida (Quindío).

Esta red férrea que tiene proyectado llegar en junio de este año a Buga y en diciembre a La Tebaida para conectarse con la Zona Franca del Eje Cafetero, ahora afronta los rezagos de la ola invernal, que dejó, desde el 2010, 300 metros de línea férrea, en el kilómetro 328, en la vía La Tebaida – Sevilla (Valle), taponados por un alud de tierra.

Según Juan Antonio Rairan Gonzáles, gerente general de la concesión Ferrocarril del Pacífico, el Gobierno Nacional asignó un presupuesto del Fondo de Adaptación para este evento. “Se sale de nuestro control directo. Una vez el Gobierno lo arregle, llegaremos sin problemas, antes no podemos”, dijo.

Y agregó que a este derrumbe se suma, en la entrada a Buga, un puente también averiado por fenómeno de la Niña, que afectó al país entre el 2010 y 2011.

Las gobernaciones del Valle y del Quindío realizaron estudios por separado en la zona y avaluaron el daño en 378 y 432 millones de pesos, respectivamente, sin embargo el dinero nunca se desembolsó.

Para Rodrigo Vallejo Sánchez, gerente (e) de la Zona Franca del Eje Cafetero, el departamento del Quindío será uno de los mayores beneficiados con la recuperación de esta línea férrea. “Además de los presupuestos no se ha avanzado en nada. La actual Gobernación está haciendo un acercamiento en el terreno para entrar a acompañar la gestión de los recursos”.

Sandra Hurtado, gobernadora del Quindío, respondió que es increíble que el alud tenga más de dos años sin que ninguna autoridad lo haya removido. “Con los ingenieros del Batallón Cisneros estamos elaborando un plan para habilitar ese punto lo antes posible”, afirmó.

Con la llegada del tren al Quindío, una multinacional de gaseosas se instalaría en la Zona Franca del Eje Cafetero, además de otra empresa que movilizaría 5 mil toneladas de madera. Según Vallejo, los ingenios azucareros del Norte del Valle hicieron adecuaciones por cerca de 3.000 millones de pesos para transportar por vía férrea más de 170 mil toneladas de sus productos al año.

Líos en La Felisa

El gerente de la concesión Ferrocarriles del Pacífico, que unirá a Buenaventura (Valle) con La Felisa (Caldas) y que completaría los 498 kilómetros de la red férrea del Pacífico, anunció que hay inconvenientes con la estación de La Felisa.

“Desde esta estación se ha planteado transportar carbón proveniente de Amagá (Antioquia) hasta una termoeléctrica en Yumbo (Valle), pero ésta no se construyó, así que no hay carga disponible”, explicó Rairan y añadió que tienen previsto llegar en julio de 2014 a la Zona Franca Internacional de Pereira.

Los pobladores del caserío conocido como La Estación, ubicado justo en el límite entre los departamentos del Valle y Quindío tienen puestas sus esperanzas en los retrasos que ha sufrido el tren. Más de 40 viviendas se encuentran a lado y lado de la línea férrea y junto a la antigua Estación Caicedonia, que ya se encuentra desmantelada y a 12 kilómetros de La Tebaida.

En el lugar, cada casa tiene en su patio su propio ‘carrito’: plataformas artesanales fabricadas con madera, rodachinas e impulsadas con una guadua, y que usan para transportarse por los rieles del Ferrocarril del Pacífico.

Lisdey Quintero, un joven de 18 años, cuenta que siempre ha vivido allí y cree que el tren no volverá. “Ese derrumbe no deja que vuelva a pasar el tren. De todas maneras si llega a pasar, nos quedaremos aquí porque hace mucho vivimos aquí y utilizamos la vía del tren”.

Laura Sepúlveda Hincapié
Para EL TIEMPO
Pereira