Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

El ocaso de la escritura a mano

Las pantallas táctiles y los pulgares desplazan a los cuadernos y los bolígrafos.

¿Recuerda la última vez que escribió, de su puño y letra, una nota, una misiva romántica o una postal? Si hace rato no coge un bolígrafo, más aún, si se siente torpe cada vez que tiene que usar uno y, en cambio, ha desarrollado una soprendente agilidad con sus pulgares, usted hace parte del 60 por ciento de la población que, según una encuesta del servicio web Docmail, confiesa que utiliza el lápiz y el papel solo por extrema urgencia o necesidad.

Aunque la guerra entre tecnología y caligrafía se venía anunciando desde hace tiempo -"una lágrima jamás podrá emborronar un e-mail", escribió José Saramago hace unos años, a manera de presagio- solo hasta el boom de los portátiles, las tabletas y los teléfonos inteligentes se ha empezado a hablar seriamente del ocaso de la escritura a mano.

Uno de los últimos en encender las alarmas fue el diario alemán Bild, que en una portada de julio del 2012 anunció "la extinción de la escritura en papel", basado en un estudio que arrojó que uno de cada tres alemanes no escribió nada a mano durante el 2011. Por eso, invitó a sus periodistas a que redactaran de su puño y letra, en papel, los artículos de esa edición.

El consultor de la firma colombiana analista de tendencias Bautista, Luis Carlos Chacón, explica que este comportamiento social es conocido ya como touchscreen (tocar en la pantalla) e involucra principalmente a la llamada 'generación zeta' o a los nativos digitales. Es decir, a los niños que están llegando a un mundo cada vez más tecnológico, en el que se tiende a disminuir el uso del papel y la tinta.

Un ejemplo de esta transición a un entorno cada vez más digital es la decisión de la Universidad Hispanoamericana de Costa Rica de que sus alumnos utilicen tabletas en las clases y en la biblioteca, en lugar de los recursos tradicionales de enseñanza.

Algo similar ocurrió en Bélgica, donde 710 estudiantes de los colegios Sint-Pieterschool y Sint Jozefshandelschool usan tabletas en lugar de libros y cuadernos. Y no solo eso: un estudio arrojó que se mostraron más motivados en clase y que sus resultados académicos mejoraron con el uso de estas herramientas.

¿Tiene consecuencias?

Pero si aceptáramos que la escritura a mano está en declive, cabría preguntarse: ¿qué consecuencias tendría para el ser humano dejar atrás esta costumbre? Para obtener una respuesta, habría que ir al cerebro. Según los expertos, este órgano vital dedica una gran porción de toda su área al funcionamiento de la mano.

En ese orden de ideas, la escritura es una práctica que parte de la acción de esta extremidad e involucra la motricidad gruesa, la motricidad fina, la coordinación, el ritmo y la armonía de los movimientos, además de la memoria y la comprensión. En todas estas actividades participa gran parte del encéfalo, incluidos el cerebelo, el tronco cerebral y el componente sensitivo.

¿Qué ocurriría si suprimiéramos toda esta actividad? No hay consenso sobre este punto. Para el neurólogo y decano de la Facultad de Medicina de la Universidad del Rosario, Leonardo Palacios, "las habilidades que se adquieren al escribir a mano sirven para lograr un desarrollo motor desde temprana edad". Según el experto, la escritura estimula la memoria, promueve una mayor retención de la información, favorece la comprensión de lectura e incrementa la creatividad y la imaginación.

En la otra orilla se sitúan voces como la del psiquiatra infantil y de adolescentes Álvaro Franco, quien partiendo de la base de que la escritura a mano nunca desaparecerá, hace una lectura en positivo del auge de los nuevos dispositivos electrónicos. "Creo que el uso frecuente de teléfonos inteligentes y tabletas desarrolla un pensamiento estratégico que incrementa las habilidades en la toma de decisiones", asegura Franco.

Otros expertos señalan que ambas formas de escritura, digital y a mano, se pueden complementar. Y Google parece haberlos escuchado: a mediados del año pasado lanzó su función Handwrite, que permite hacer búsquedas escribiendo a mano en pantallas táctiles. Aumentan las enfermedades asociadas al uso de los teclados, los ratones y las pantallas táctiles.

Digitar puede ser más rápido, pero...

"Dentro del lenguaje digital se han generado oraciones y caracteres más cortos. Por ejemplo, en las pantallas se escribe 'k' en vez de 'qué', algo que está distorsionando el lenguaje", afirma la psicóloga Astrid Álvarez.

"Hay evidencia de un incremento de enfermedades asociadas a la digitación, como el síndrome del túnel carpiano. El uso del ratón y el teclado durante mucho tiempo afecta la base de la palma de la mano y los huesos de la muñeca", afirma la fisiatra Doris Valencia.

La misma médica señala que en un futuro las enfermedades pueden estar asociadas al uso excesivo de los pulgares en la digitación acelerada en los teléfonos: "En ese ejercicio, se tiende a desgastar las falanges de los dedos de las manos".

SANTIAGO CASAFÚS
Para EL TIEMPO

Publicación
eltiempo.com
Sección
Educación
Fecha de publicación
5 de enero de 2013
Autor
SANTIAGO CASAFÚS

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad