Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

'Un buen editor es como un buen amante'

Hablamos con Daniel Goldin, editor de libros para niños, acerca de su labor.

Daniel Goldin Halfon, mexicano, autodidacta, con una gran fascinación por las humanidades y el conocimiento, se hizo editor por equívocos, según sus propias palabras, y desde 1988, cuando muy pocos entendían eso de los libros para bebés, comenzó a hacer posible la publicación de libros para niños. Hoy, más de 20 años después, es el editor de Océano Travesía y muchos consideran que su criterio es todo un sello personal.

 ¿Qué hace a un buen editor?

Un buen editor es como un buen amante, que no se preocupa solo del placer propio, sino de la persona con la que está y de que la pase bien. En ese sentido, el buen editor es el que asume que es un trabajo para dos creadores: para el que escribe el libro y para posibilitar que el trabajo del lector sea un trabajo creativo. Yo muchas veces estoy contento porque les posibilité a muchísimos cientos de miles, tal vez millones de personas, momentos muy gratos en sus vidas. Si se acuerdan o no de mí, qué importa, eso es lo de menos, pero he propiciado muchos momentos de felicidad, de intensidad, de reconciliación con ellos mismos o con otros o con la vida, y eso no hay quien te lo quite.

¿Por qué la fascinación por la literatura infantil?

Yo no tengo una fascinación por la literatura infantil. Me caen muy bien los niños, me gustan algunos libros para niños. No, yo tengo una fascinación por la vida, y me gustan muchas cosas: me gusta la música, me gusta la arquitectura, me gusta la naturaleza, pero no soy un devoto de la literatura infantil, me gustan los niños y, sobre todo, me gusta el trato con los niños, porque es un trato muy franco, muy fácil, muy divertido.

¿Piensa en ese trato cuando mira un libro?

De una forma u otra, me imagino una situación de lectura. Si no puedo verme a mí o a otra persona junto con un niño leyendo un libro o un niño leyendo ese libro, me es muy complicado. En general, pienso en el libro en continuidades y no en fragmentaciones. Creo que hay una continuidad entre el niño y el adulto, y en ese sentido uno siempre sigue siendo el niño, y un niño de 2 o 3 años de alguna forma tiene razonamientos o emociones que son de adulto.

 ¿Cómo decide publicar?

Yo he publicado algunos libros que son solo para mí, el tema es que ese para mi resulta que son cientos de miles. La confianza en que es solo para mí puede, de alguna forma, predecir o proponer la confianza en que otros lectores sientan que es solo para ellos. Y creo que no hay experiencia como editor, creador o escritor más rica que la de algunos libros que hiciste para ti, la gran literatura es eso. Cuando se da ese &lsquosolo para ti&rsquo, surgen más fácilmente otros para ti. En cambio, si tú estás pensando que quieres publicar el libro para el niño de no sé donde, o que se hace pipí en la cama, que su tía se murió, esas cosas van por otro lado. La mejor cultura tiene que ver con esa relación casi íntima que puedes establecer con alguna creación y que se puede repetir en otras personas.

¿Cómo selecciona un libro de literatura infantil?

Cada libro tiene su historia, tiene un potencial y requiere un tratamiento y un cuidado especial, entonces no puedo repetir un procedimiento para la selección de todos los libros. Cada uno me llama la atención por algo. Me hago una pregunta absolutamente personal, puesto que supongo que lo que importa verdaderamente es la relación personal que uno puede establecer con un libro, con un lector, y el lector con el libro. Entonces yo digo: Me voy a tomar a mí mismo como un lector posible.

¿Dice algo como: este es el libro que me gustaría leer?

 No necesariamente. Puede ser que me guste o que crea en el libro, que considere que es lo suficientemente valioso para ameritar que se tumben unos cuantos árboles y se pueda imprimir. Eso no forzosamente dice que es de calidad. Un libro es como el amor: ¿qué es lo que te llama la atención de la persona que amas? Es alguien que en un momento especial a mí me parece singular. El mayor elogio que he recibido es que tengo muchos libros diferentes, pero todos con un sello personal.

¿Cuál diría usted que es ese sello personal?

No, no lo sé, ni lo quiero averiguar. Es una impronta personal. Algunos son libros muy refinados y probablemente no para un público muy vasto, otros son libros fáciles; algunos con una estética muy simple y otros con una estética muy, muy, muy elaborada. Y para mí, a pesar de que son tan distintos, creo que son coherentes dentro del catálogo, y eso es lo que me interesa.

¿Tiene algún autor preferido, que le guste particularmente editar?

Tengo autores con los que me gusta trabajar. Pienso en Claudia Rueda (escritora e ilustradora colombiana), con quien he trabajado en los tres sellos en los que he estado. Ella llega con una idea, con un boceto, y lo trabajamos. Con autores colombianos como Yolanda Reyes o Triunfo Arciniegas también he tenido una cosa así. Con Claudia es particular. En general, como editor lo que más me gusta es el trabajo creativo con un autor o con un ilustrador.

¿Se arriesga con autores nuevos?

Sí, por supuesto. Esos son los riesgos que tomo, los que más me interesan. Yo no leo biografías de los autores. A mí lo que me interesa es el libro. Probablemente si viviera en el mundo de los libros para adultos, estaría publicando otros libros, pero en el mundo del libro infantil los niños tienen una aproximación al libro, no al autor, y eso siempre es más grato. Mi interés es que los libros sean estimulantes para el niño.

¿Qué puede ser un libro estimulante para un niño?

Lo que es estimulante es el respeto al niño, y el respeto quiere decir valorarlo como lector, que no le digas todo, que le des una parte de espacio para la recreación y que de alguna forma busques temas o tratamientos que no sean los más manidos. Usted también ha escrito... Lo que hecho y escribo me gusta mucho, pero aprendí a escribir editándome, y me di cuenta de que el trabajo sobre los textos es algo que me gusta muchísimo. Cuando empecé a trabajar en el Fondo de Cultura Económica me di cuenta de que me gustaba mucho el mundo de los lectores, no solo los libros, sino los efectos que pudieran tener los libros en los lectores.

¿Y eso cómo se sabe?

Uno nunca lo sabe, justamente no lo sabes y nunca lo vas a saber, pero te intriga mucho lo que va a pasar. Yo me imagino una carambola a 6 u 8 bandas. De entrada es un cálculo que asumes que va a ser errado. Pero es muy distinto tirar la pelota sin haber imaginado los golpes que vas a tirar y los rebotes que va a tener. Siento hoy que hay una parte muy creativa en posibilitar la creación de otros, y que me interesa mucho. El trabajo del editor tiene mucho que ver con ser transparente, con sacrificarse, con saber potenciar en el otro, en el autor, el lector, en el ilustrador, una parte creativa, y es infinitamente rica. A mí la alegría ajena, el placer ajeno, me encanta.

 ¿Y la edición de libros para niños qué representa en su vida?

Me gusta la edición de libros para niños porque me gusta ese sujeto que se está formando y creo que es una forma de trabajo político que vale la pena, y no solo por ese sujeto sino por lo que puedes propiciar con los libros en el entorno familiar. Hay muchas cosas que pasan con los papás cuando leen con los niños o cuando leen solos los libros para niños. La mayoría de los padres no tuvieron en la infancia estos libros, y de repente los reciben con agradecimiento, y me interesa propiciar este espacio. La infancia es algo para conquistar, también, por muchos adultos.

 ¿Cuál es el libro que lo ha acompañado toda su vida?

Son muchos. Muchos de los libros que más me fascinan no los he terminado de leer todavía o llevo leyéndolos 30 años. Versiones y diversiones , de Octavio Paz, un libro de poesía que me ha acompañado toda la vida y que no sé si he terminado todavía. Muchas páginas las he leído muchas veces.

CATALINA GALLO

DIRECTORA ABC DEL BEBÉ

Publicación
eltiempo.com
Sección
Cultura y entretenimiento
Fecha de publicación
2 de enero de 2013
Autor
Daniel Goldin; Catalina Gallo - Directora ABC del Bebé

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad