Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Cundinamarca y Boyacá, dos miradas de nueva distribución de regalías

La forma de adjudicar los $ 8,2 billones, que se calculó percibir en el 2012, genera controversia.

Tras un año de haber entrado en vigencia la reforma del sistema de regalías, que cambió la forma de distribuir esos recursos para poderlos girar a los 32 departamentos, hay opiniones encontradas sobre sus resultados.

La reforma que impulsó durante el 2011 el Gobierno busca que los cerca de 8,2 billones de pesos que se percibirían en el 2012 por regalías –tanto directas como indirectas– se puedan distribuir no solo entre los principales ocho departamentos y 103 municipios productores (como era antes), sino en todo el territorio nacional. (Lea: Hora cero para el reparto de regalías a regiones).

Lo que ha generado molestia entre algunos gobernadores es que, por cuenta de la reforma, los recursos que antes recibían por regalías se vieron disminuidos. Esto se debió a que no solo los departamentos productores tienen derecho a los dividendos, sino también el resto.

Es el caso de Boyacá, cuyo gobernador, Juan Carlos Granados, dijo que debió destinar recursos de otros sectores para poder financiar programas sociales que antes se mantenían con las regalías.

La otra cara de la moneda es la del gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, quien dijo que, gracias al nuevo sistema, el departamento ha podido realizar inversiones en frentes como educación y alimentación para niños.

Los dos coinciden en que hay avances, como la necesidad de diseñar proyectos para poder acceder a las regalías, lo que –a su juicio– hace que el sistema de distribución sea más transparente.

‘Cundinamarca sí se benefició’

Álvaro Cruz, gobernador de Cundinamarca

¿Cómo les fue este año con las regalías?

Hay dos situaciones: una, la de los departamentos productores, y otra la de los no productores. Con los primeros hay una gran afectación de las regalías directas, que en su mayoría apalancaban proyectos sociales.

Pero también la demora en la reglamentación de los Órganos Colegiados de Administración y Decisión (Ocad), tanto en regalías directas como en el Fondo de Compensación, hizo que durante el año muchos de ellos se vieran afectados en sus programas estratégicos. Además, se les disminuyeron las regalías directas.

¿Y qué pasó con los no productores?

Nos beneficiamos de una renta que no percibíamos, tanto de regalías directas como de fondos de compensación. Pero el tema no fluyó como se esperaba. Desde febrero se le pidió al Gobierno dar celeridad a los Ocad regionales, pero hubo proyectos que algunos departamentos presentamos desde marzo y solo han sido aprobados en diciembre.

¿Esa demora incidió en una lenta ejecución?

Sí. Hubo casos de demora por los cambios de la metodología y eso hizo que se perdieran muchos esfuerzos y se demoraran proyectos. Si se hubiera advertido desde el principio que no se iban a ejecutar regalías, seguramente los gobernadores hubiéramos emprendido otras acciones.

Pero esto ha significado un aprendizaje…

Sí, todos hemos venido aprendiendo. El mismo Gobierno ha estado aprendiendo, al igual que los departamentos y los municipios. En la mayoría de los Ocad se han venido aprobando los proyectos. En Cundinamarca no tenemos queja, porque presentamos 24 proyectos y todos fueron aprobados, con demoras pero fueron aprobados.

¿Hay un desfase de un año en la ejecución de esas regalías?

El primer año se perdió. Ahora pensamos en abrir licitaciones a más tardar el segundo semestre de 2013 y adjudicar contratos, y estar en plena ejecución a finales del año entrante y del 2014 y del 2015.

¿Cuánto ganó Cundinamarca con la redistribución?

Cundinamarca sí se benefició, porque recibimos unos 30.000 millones de pesos que van para ciencia, tecnología e innovación, y $40.000 millones más de diferentes fondos. Esto quiere decir que vamos a tener unos $70.000 millones anuales.

¿Cómo va la relación con la Alcaldía de Bogotá?

Soy optimista y creo que hay muchos más acuerdos que desacuerdos entre el departamento y Bogotá. Los desacuerdos son puntuales y están básicamente en el tema de agua en bloque, en lo relacionado con el hospital San Juan de Dios y en el tema de la disponibilidad de los residuos sólidos.

‘No hemos recibido nada’

Juan Carlos Granados, gobernador de Boyacá

¿Boyacá se ha visto afectada con la redistribución de regalías?

Claro, nosotros recibíamos –de regalías directas– 120.000 millones de pesos, y este año nos proyectaron 58.000 millones de pesos, la mitad. Pero ahora nos están diciendo que solo tenemos $39.000 millones, porque resulta que la regalía es un estimado, ni siquiera es un presupuesto, en el que inciden factores como el precio del petróleo y el número de barriles de producción.

¿Pero cuánto ha recibido realmente Boyacá este año?

Vamos a recibir $ 39.000 millones.

¿Vamos? Pero si ya estamos a diciembre de 2012...

Físicamente no hemos recibido nada, y estoy convencido de que nadie puede decir que ha comprometido un peso de regalías, pues pasamos de las regalías directas a un modelo en el que la mermelada se reparte por igual y ahora hay que hacerlo vía Ocad, a través de proyectos. Ahí está la primera falla. En el país no tenemos la cultura de hacer proyectos.

¿O sea que los proyectos, para que sean aprobados, deben tener unos estudios?

Sí, pero no los hay. Es muy bueno diseñar esos proyectos, pero debimos haber tenido un momento de transición. Que nos hubieran permitido aprobar unos proyectos para poder ejecutar y también aprobar otra plata para realizar esos estudios y esos diseños.

¿Eso quiere decir que este año se fue en blanco?

Hemos logrado aprobar algunos proyectos, pero no hemos iniciado el proceso licitatorio de ninguno porque los recursos no han llegado. Se han aprobado recursos para ejecutar obras, pero para grandes proyectos no se ha destinado un peso.

¿Los Ocad mejoran la calidad de inversión?

Sí. Porque los Ocad nos permiten inversiones serias y seguras. Pero los que estamos pasando el trago amargo somos los actuales gobernantes, porque nos tocó el momento de la transición.

¿Qué pasó con los sectores que se financiaban con las regalías, como salud o educación?

Tuvimos que recurrir a recursos propios y desfinanciar inversión, porque tenemos que sostener proyectos que son universales, que no podíamos desmontar y que nadie nos entendería si llegáramos a hacerlo.

Al parecer todo es negativo...

No, para nada. Por ejemplo, es positivo que le abramos espacio a los recursos de ciencia y tecnología. También es positivo que la ejecución surja a partir del diseño de proyectos, porque eso va hacer que las inversiones sean seguras y serias.

Cambios en el sistema

Santos dijo que buscaba generar más equidad

Las regalías se perciben por la explotación de recursos no renovables como el petróleo, el carbón y el gas. Anteriormente, solo se giraban a los departamentos productores, pero con la reforma estos dividendos pasaron a entregarse a todos los entes territoriales. El presidente Juan Manuel Santos dijo que la iniciativa busca “generar equidad”.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Política
Fecha de publicación
30 de diciembre de 2012
Autor

Publicidad

Paute aqu�