Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Obama ganó, pero gobernará con los mismos problemas

Con la Cámara bajo el control de los republicanos, los retos del mandatario serán inmensos.

Aunque el presidente Barack Obama obtuvo un sorprendente y hasta cómodo triunfo en las elecciones de este martes, gobernará un país que sigue profundamente dividido y con los mismos problemas que amenazaron con hundir su reelección (lea también: Cuatro años más / Opinión).

Quizá hasta peor, pues la agria y negativa campaña que protagonizaron demócratas y republicanos ha dejado cicatrices que tardaran tiempo en sanar.

Sobre el papel, el presidente refrendó su mandato al obtener la mayoría tanto en el Colegio Electoral como en el voto popular, donde superó al republicano Mitt Romney por más de dos millones de votos. Números que, por si solos, deberían otorgarle margen para mover hacia adelante su agenda (lea también: Obama y la seguridad de Colombia / Opinión).

Pero en la práctica las cosas no serán tan fáciles. Casi la mitad de los estadounidenses votaron en su contra (58 millones de personas) y eligieron a un Congreso en el que los republicanos seguirán controlando la Cámara de Representantes (lea también: Un guayabo terciario / Opinión).

En otras palabras, el voto del martes fue por el status quo. Ese mismo territorio hostil que ha caracterizado a la política estadounidense desde hace dos años cuando los republicanos recuperaron el manejo de la cámara baja (lea también: Tea Party, a reformular su estrategia hacia el futuro).

Los retos para Obama serán inmensos. Las encuestas indican que los estadounidenses están insatisfechos, la economía nada que levanta cabeza y los republicanos seguirán ejerciendo poder. El Presidente, si quiere gobernar, tendrá que buscar áreas de consenso con la oposición, dice Julian Zelizer, profesor de historia y gobierno en la Universidad de Princetown. Y de allí quizá las palabras conciliatorias de Obama momentos después de conocer los resultados.

Pero lo mismo puede decirse de los republicanos. Estas elecciones demostraron que el partido, dada su posición radical en temas como la inmigración o los derechos reproductivos, está cada vez más ajeno al voto de los jóvenes, de las mujeres y la minorías, esa gran coalición que le ha dado el triunfo a los demócratas en dos ocasiones consecutivas.

Y, de no dar un giro, podrían perder aún más relevancia a futuro.

Los optimistas piensa que esta coincidencia de intereses haría viable que avancen temas explosivos como el de la reforma migratoria o la reducción del déficit. Pero de momento las cosas no se ven fáciles.

El principal reto que enfrentan tanto Obama como sus rivales en el Congreso es una solución al llamado 'precipicio fiscal', una combinación de aumentos de impuestos y recortes al gasto que entran en vigor a partir del primero de enero del 2013 y que podría -si se implementa- provocar una nueva recesión en Estados Unidos y que tendría efectos catastróficos a nivel mundial.

Obama insiste en mantener las deducciones de impuestos para la clase media pero elevarlos a los más ricos. Así mismo reducir el gasto pero de manera gradual. Eso como estrategia para recaudar ingresos y nivelar el déficit a largo plazo.

Los republicanos se oponen a cualquier aumento de impuestos e insisten en agudos recortes al gasto siempre y cuando no sea el militar. Amenazan, si no se ciñen a sus reclamos, con bloquear un aumento al techo de la deuda estadounidense lo cual provocaría el incumplimiento de las obligaciones financieras. Y en esas llevan ya más de un año.

Así mismo, hay fuertes disputas en torno a las estrategias para la generación de nuevos trabajos, uno de los temas que más preocupa a los estadounidenses dado el alto índice de desempleo que aún persiste (7.9 por ciento). Ambos problemas van de la mano y se tragarán la agenda al menos durante todo el 2013.

Quizá con un Obama ya sin las amarras de la reelección y con los republicanos apostándole al pragmatismo, sea posible desenredar la madeja. Pero eso está por verse.

Sergio Gómez Maseri
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington

 

Publicación
eltiempo.com
Sección
Internacional
Fecha de publicación
8 de noviembre de 2012
Autor
Sergio Gómez Maseri Corresponsal de EL TIEMPO Washington

Publicidad

Paute aqu�