Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Los miedos y secretos de Steven Spielberg

En entrevista con '60 minutos' reveló detalles desconocidos sobre su vida y su niñez.

Es sin duda uno de los directores más prestigiosos del mundo. Ganador de dos Oscar y más de 40 años en la industria cinematográfica, Steven Spielberg hizo una de las confesiones más curiosas de los grandes personajes de esta industria: aún se pone nervioso al momento de dirigir una película.

En una entrevista con '60 minutes', el realizador reveló algunos desconocidos aspectos de su vida, como su niñez, en qué se inspiró para crear "E.T., el extraterrestre" y la película que hizo y que siempre pensó que nadie la vería.

Uno de sus secretos más curiosos es que, después de dirigir 27 películas, aún se pone nervioso cuando se encuentra detrás de las cámaras. "No es miedo. Es sólo anticiparme a lo desconocido, y ya saben, lo desconocido puede ser comida envenenada. Es como una ansiedad de no poder escribir sobre mi vida, como lo hago para las películas", explicó.

El aclamado director siempre ha asegurado que la mayoría de sus películas están basadas en su niñez. Creció en Pheonix, con sus padres y sus dos hermanas, además, tenía problemas para encajar en el colegio, ya que no era bueno en los deportes y tenía otros intereses.

"En ese tiempo era un nerd, poco sociable, como el niño que tocaba el clarinete en las orquestas, lo cual hacía", comentó, y agregó que sufría de bullying, ya que en el vecindario en que vivían no aceptaban a los judíos.

"Una noche Steven decidió salir escondido de su pieza y puso mantequilla de maní en las ventanas de los vecinos, lo que lo encontré maravilloso", contó su madre en la entrevista, asegurando que de esa forma su hijo se vengó de los vecinos que lo trataban mal y llamaban a su familia "Los Spielberg, los sucios judíos".

Ante los ataques antisemitas que recibió, el realizador confesó que optó por negar que era judío, ya que estaba avergonzado. "Le contaba a la gente que mi apellido era alemán, no judío. Estoy seguro que mis abuelos están ahora revolcándose en sus tumbas. Estuve en negación durante mucho tiempo", explicó.

Su película "La lista de Schindler", que habla del holocausto, estuvo inspirada en lo que fue su niñez, en el barrio en que creció.

"Nunca creí que la gente la fuera a ver. Es por eso que la hice en blanco y negro. Hice todo lo que tenía que hacer para contar la historia de la manera que pensamos que la historia debe ser contada, sin esperar a ganar un dólar", explicó.

Sin embargo, la cinta ganó más de 321 millones de dólares a nivel mundial, junto a dos premios Oscar — mejor película y mejor director —.

Otra de sus grandes películas inspiradas en su vida fue "E.T., el extraterrestre", que según comentó, se encuentra basada en el divorcio de sus papás. Aunque en la cinta la madre de la familia fue abandonada por el padre, en su vida fue al revés.

"Lo culpé a él", aseguró, aunque fue su madre quien se enamoró de uno de los amigos de su padre. "Incluso después de que supe la verdad lo seguí culpando", agregó.

"Estuve enojado con él por mucho tiempo", confesó, y agregó que fue su esposa, la actriz Kate Capshaw quien lo instó a arreglarse con su padre. "Tuvimos una reconciliación estupenda", aseguró, y añadió que "Lincoln", su última creación, estuvo inspirada en eso.

Esta cinta no es como las que Spielberg hizo antes, no tiene acción ni grandes efectos especiales. "Sabía que podía hacer la acción en mi sueño en este momento de mi carrera, en mi vida, la acción no va con cualquier película. Eso no me atraen más", comentó.

EL MERCURIO DE CHILE - GDA

Publicación
eltiempo.com
Sección
Entretenimiento
Fecha de publicación
23 de octubre de 2012
Autor
EL MERCURIO DE CHILE - GDA

Publicidad

Paute aqu�