Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Metrosalud ya no atenderá más presos del Valle de Aburrá

La empresa afirma que el retiro definitivo lo motivó un panfleto amenazante, al parecer de las Farc

La Empresa Social del Estado (ESE) Metrosalud duró 49 días atendiendo a la población carcelaria del valle de Aburrá.

Las dificultades para la prestación del servicio, y las reiteradas amenazas contra su personal médico fueron dos de las principales razones que los llevaron a tomar la decisión.

“Bajo estas circunstancias no podemos lograr los objetivos propuestos ni garantizar el servicio de salud. Hay atenciones represadas y las condiciones de los internos no son las mejores", afirmó Martha Castrillón, gerente de Metrosalud, que atendió hasta ayer a los más de 7.800 reclusos que están en Bellavista, el centro penitenciario más hacinado de Colombia.

"Cuatro de las personas que fallecieron llegaron en condiciones muy complejas. Nos vamos con mucho pesar”, agregó Castrillón .

Si bien Metrosalud venía denunciando las dificultades para prestar sus servicios, el retiro definitivo lo motivó un panfleto amenazante, atribuido presuntamente a las Farc, en el que declararon objetivo militar a los médicos, enfermeras y auxiliares que prestaban allí sus servicios. 

Ante esta decisión, el gerente encargado de Caprecom, responsable de la atención en las cárceles en el país, Carlos Mario Ramírez, afirmó que ya buscan quién atienda a los presos.

“Si no es el hospital Marco Fidel Suárez y la ESE de Bello, que dicen que no están en condiciones de prestar un buen servicio, se buscará a alguna IPS privada o se buscaría contratar al personal médico del Inpec para que ellos mismos presten los servicios”, precisó.

Con la salida de Metrosalud se evidencian una vez más los roces que tuvo la entidad con el Inpec.

De hecho, la ESE reclamó en numerosas ocasiones que les permitieran acceder a los patios para hacer una evaluación exhaustiva de la situación médica en la que se encontraban los reclusos, además de que se quejó en varias ocasiones por la dificultad para que estos llegarán a la unidad de sanidad.

Así, los más de 600 reclusos que, según la Personería, esperan un procedimiento médico en el Penal tendrán que seguir a la expectativa de un nuevo y abrupto empalme en los servicios de salud.

REDACCIÓN MEDELLÍN

Publicación
eltiempo.com
Sección
Colombia
Fecha de publicación
21 de septiembre de 2012
Autor
REDACCIÓN MEDELLÍN

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad