Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Estas son las vías 'víctimas' de la 7a. peatonalizada

Estudio de U. de los Andes revela que implantación prematura de esta medida afecta a los usuarios.

Estrés, exceso de ruido y conductores furiosos y frustrados. Así se puede resumir lo que deja hasta ahora, en las vías aledañas, la ampliación de la peatonalización de la carrera 7a., en el centro de la ciudad. (Vea la galería de fotos con los primeros días de la carrera 7a peatonalizada).

El exceso de tráfico vehicular -que antes transitaba por la 7a.- parece una procesión sin fin. Así lo comprobaron dos periodistas que, acompañados de un experto en movilidad, recorrieron palmo a palmo las calles y carreras aledañas al corredor vial que hoy disfrutan miles de peatones. (Lea: Cualquier solución en la 7a. costará millones).

La principal conclusión es que se advierte precipitud en mostrar una vía con materas para que compartan peatones y ciclistas, y pocas ofertas para acceder al centro.

De ahí que hoy existan casos críticos como el de la calle 12 bis (a dos cuadras de la plaza de Bolívar), que recibe un caudal de vehículos de las carreras 4a., 5a. y 9a., para desembocar en la 10a., otra vía que no da abasto, porque aún siguen los buses viejos y contaminantes. "Esta mañana duré ¡una hora y quince minutos! pasando de la 4a. a la 9a., por la calle 12B", dijo Óscar Bernal, conductor de buseta. (En imágenes: Los primeros días de la carrera 7a peatonalizada).

La 4a. suele recibir un importante flujo de vehículos que la toman en la calle 19 para ir hacia el sur y, puesto que la calle 11, conectante con la 7a., está cerrada, los carros deben ir hasta la calle 7a. para buscar una ruta que los conduzca a su destino.

Ese tramo de la 4a. se vuelve un hervidero, mucho más en horas pico, pues es de un solo carril. Si un solo carro se detiene, la fila puede llegar a medir hasta medio kilómetro. "Esto ya era un complique antes, pero ahora me demoro unos 20 minutos más para cruzar nada más la 4a.", dijo Jorge Suárez, chofer de un colectivo.

En todos los sectores

En San Victorino, cuyas vías siempre parecen peatonalizadas -aunque no lo están-, la situación no es muy diferente. Allí el embotellamiento es tan común como las ventas. Basta con pararse en la carrera 13, entre calles 11 y 10a., para ser testigo de una 'exhibición' de carros. El sellamiento de la calle 11 -por la demolición de un edificio- es un inconveniente que aporta negativamente a la movilidad.

"El centro de Bogotá es como un tubo de agua -comentó Daniel Páez, docente de transporte de la Universidad de los Andes-. Si usted le reduce el tamaño, le va a disminuir el flujo. En este caso, desaparecieron tres carriles, los de la carrera 7a., y estos no fueron reemplazados".

Más hacia el norte, se ven otros focos de tensión, como la calle 16, entre carreras 5a. (Procuraduría) y 4a. A este punto llegan quienes no pueden salir del centro usando la carrera 7a. "Me vine desde la calle 19 con 9a. hasta aquí porque por la 7a. no se puede, pero está muy lento", se quejó Gustavo Contreras, mientras oprimía el estridente pito de su automotor. Para rematar, en la esquina de la calle 16 con 4a., la adecuación de un edificio bloquea un carril.

Finalmente, para salir del centro hacia el norte la calle 23 se colapsa "insoportablemente para desembocar en la carrera 10a", afirmó el dueño de un carro particular. Quince minutos debió esperar para ganar el paso del semáforo.

No hay suficiente señalización en la vía

Hay que demarcar bien la ciclorruta y lo peatonal

El uso de las bicicletas en la 7a. peatonalizada presenta un problema: la falta de pedagogía y señalización adecuada, hacen que los peatones invadan el carril que se supone es para las ciclas y viceversa. Los bolardos plásticos, en toda la ruta, son insuficientes para demarcar la ciclorruta.

Caminar por la carrera 7a. peatonalizada y después hacerlo por las calles aledañas es como estar en un templo y pasarse a una discoteca.

El contraste obedece a que los niveles de ruido y la contaminación del aire aumentan de un lugar a otro. "Esto está tranquilo, pero el trancón de la 7a. se pasó para las otras vías", comentó Juan García, vendedor ambulante sobre la 7a. En la calle 24 -donde termina el tramo peatonal- hay un pendón que avisa el fin del recorrido, pero que el caminante desprevenido no siempre ve. Allí faltan barreras para limitar el paso.

'La peatonalización fue implantada biche'

Estudios de la Universidad de Los Andes revelan que la implantación prematura de la medida hace que los usuarios sufran efectos negativos

Daniel Páez, experto en movilidad y profesor de transporte de la U. de los Andes, afirma que "lo que se gana la ciudad con descontaminar la 7a. se pierde con los trancones de las vías aledañas. En efectos como este se evidencia la improvisación de la Alcaldía Mayor".

El experto comentó, además, que la iniciativa es buena pero "no está madura", porque el impacto sobre la movilidad y el ambiente del centro es significativo. En su criterio, hay que tener en cuenta que una peatonalización tiene dos ejes: los actores involucrados (conductores, comerciantes, peatones y ciclistas) y la planeación del tráfico.

"Si se tienen en cuenta estos actores se da un buen resultado, pero acá todos pierden, hasta los peatones, porque tienen que andar entre el desorden y la basura", afirmó.

Según cifras del estudio realizado por la misma universidad, en la 7a. peatonal hay diez veces más vendedores ambulantes que los que había antes.

Calles subutilizadas

Podrían ayudar para descongestionar

En el centro no abundan las vías descongestionadas, pero se pueden hallar algunas, y usarlas como atajo. Estas son:

Calle 17, de la carrera 4a. a la 5a. Va hacia el occidente y es usada como estacionamiento.

Calle 20, de la carrera 8a. a la 10a., en sentido oriente- occidente.

Calle 21, de la carrera 10a. a la 8a., en sentido oriente-occidente.

 REDACCIÓN BOGOTÁ

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
20 de septiembre de 2012
Autor
REDACCIÓN BOGOTÁ

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad