'Fumigar no acaba con cultivos de coca en Nariño': Gobernador

'Fumigar no acaba con cultivos de coca en Nariño': Gobernador

En diálogo con ELTIEMPO.COM, Raúl Delgado habla sobre el problema que aqueja su región.

18 de septiembre de 2012, 01:53 am

En Nariño está concentrado el 27 por ciento del total de los cultivos ilícitos del país. Durante los últimos 10 años se han fumigado cerca de 400.000 hectáreas y se han erradicado manualmente 100.000. Sin embargo, ese departamento sigue ocupando el primer lugar del país con siembras de coca. 

Raúl Delgado, gobernador de Nariño, dice que el Gobierno Nacional se ha montado en una bicicleta estática con su idea de fumigar los cultivos y en vez de acabar con el problema lo que ha hecho es agudizarlo. Propone que el dinero que se va a destinar para asperjar se invierta en el programa social 'Sí se puede', que le entrega los recursos a cultivadores de coca para que hagan sustitución de cultivos. Hay sectores que aseguran que Nariño se está volviendo receptor de inversiones de narcos.

¿Teme que se arraigue un narcoeconomía?

El narcotráfico ha permeado la totalidad de los sectores sociales del país. De un tiempo para acá en el departamento se está viendo ese mismo fenómeno de incidencia, en la parte económica y en los valores culturales, que es lo que a mí me preocupa. La idea del enriquecimiento fácil y el dinero rápido ha calado mucho y eso trae un trastocamiento de los valores que terminan en más violencia.   

¿Ha fallado en Nariño la lucha contra los cultivos ilícitos?  

Sí. Aquí se ha aplicado la estrategia de la bicicleta estática. Fumigan, fumigan y fumigan y ahí sigue la coca, con un agravante: por cada hectárea que se fumiga se vierten al suelo seis galones de glifosato, es decir que nos han echado encima 2 millones 400 mil galones de químico.  

¿Por qué no está de acuerdo con la aspersión?
 
Porque no acaba con el problema. Le voy a poner un ejemplo, una familia de campesinos pobres que es fumigada sin más apoyo, o termina resembrando la coca o se va a hacer minería ilegal, o lo más grave, termina en los grupos armados. Se podrá fumigar la coca, pero no se rescata a los campesinos para la economía legal.   

¿Esto no va en contravía del Plan Nariño, que se lanzó recientemente contra los cultivos ilícitos? 

Yo se lo dije al Ministro de Defensa cuando nos visitó en Tumaco y lanzó la estrategia contra el narcotráfico, que el Estado debe definir qué quiere: fumigar, arrancar unas matas o rescatar para la economía legal a las familias campesinas.

Con todo respeto digo, la estrategia se ha centrado en las matas y no en las personas que cultivan esas matas y eso agudiza el conflicto.   

¿Qué propone? 

Apostarle al programa 'Sí se puede', una propuesta que nació en el 2007. Lo que busca es recuperar a los campesinos para la paz, para la economía legal. En vez de gastar el dinero en pilotos y glifosato, se les brinda apoyo a los que siembran coca para que cambien sus cultivos.     

¿Tiene ejemplos concretos? 

Desde el 2008 se viene experimentando en los municipios Leyva y Rosario, y en un consejo comunitario afrodescendiente de Tumaco se apostó por hacer desarrollo rural. En esos tres lugares la disminución de cultivos de coca fue del 84 por ciento, mientras que en los municipios que solo se asperjó, la disminución de los cultivos ilícitos fue del 15 por ciento.  

¿Cuál es la clave? 

Se busca que la decisión de salir de la coca sea voluntaria. Si uno llega por las malas a quitarle el único sustento a alguien sin darle otra oportunidad de vida, esa persona busca otra actividad. Lo que ha hecho el programa es brindarle asistencia técnica para empezar un nuevo proyecto y la gente cambia la coca por cacao, por coco, por café, lo que sea, porque la gente quiere vivir tranquila, lo que pasa es que le ha tocado meterse a ese mundo por necesidad.   

¿Qué opina el Gobierno de esa propuesta? 

Por fortuna el director del programa contra cultivos ilícitos de la Presidencia, el general Rafael Colón, le interesó el programa y nos va a apoyar con 50.000 millones de pesos, lo que nos va a permitir pasar de 4.000 familias a 24.000 en el programa 'Sí se puede'. También hay otros sectores que nos van a apoyar, entre ellos la Federación Nacional de Departamentos, que nos va apoyar con 2.500 millones de pesos.

Álvaro Lesmes
Redacción Justicia