Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

El crimen que dejó la macabra alianza entre 'paras' y líder de tierras

Rosiris del Carmen Ibáñez estaría vinculada en el homicidio de David de Jesús Góez.

Dos años les tomó a los hombres del narco y exparamilitar Daniel Rendón Herrera, 'don Mario', cumplir la sentencia de muerte del líder de restitución de tierras David de Jesús Góez, a quien acusaban de haber entregado al capo el 15 de abril del 2009.

La Fiscalía y la Dijín reconstruyeron el asesinato del hombre, de 70 años, quien en marzo del 2011 fue citado a un centro comercial de Medellín, donde un sicario le disparó ocho veces y escapó en una moto.

En medio del repudio nacional, las pistas del crimen develaron la macabra alianza en la que estaría Rosiris del Carmen Ibáñez, otra líder de tierras y amiga de Góez, quien, según la investigación, con engaños lo citó en el lugar.

La suerte de Góez comenzó a trazarse luego de la captura de 'don Mario' en el Urabá, cuando comenzaron a escucharse rumores de que él había sido clave en el operativo de la Policía. Casualmente ese día había estado en la zona en una reunión de líderes de la restitución.

En el expediente contra Rosiris del Carmen Ibáñez, capturada en agosto pasado junto con Eduvigis Villar y Luis Eduardo Echeverry, aparece el testimonio del desmovilizado Alexánder Monterrossa, quien le dijo a la Fiscalía que dos meses antes del crimen uno de los jefes de 'los Urabeños' pidió dos voluntarios para ir a Medellín a hacer "un trabajo".

El testigo, que hizo parte de la red de 'don Mario' y quien luego se unió a 'los Urabeños', contó que los sicarios que se ofrecieron fueron contactados por Echeverry, señalado de coordinar el asesinato. En el proceso este hombre es sindicado de manejar cuatro 'combos' en Medellín.

Monterrossa relató que el hoy extinto Juan de Dios Úsuga, 'Giovanny', uno de los herederos de 'don Mario' y jefe de 'los Urabeños', en su momento recibió una llamada en la que le notificaban la muerte de Góez: "Se alegró y celebró que ya habían matado al 'sapo' que le dio dedo a 'don Mario'".

La trampa de la líder

Para la Fiscalía, en el plan fue clave la reclamante de tierras Rosiris del Carmen. Su misión era "entregar" a Góez a cambio de que 'los Urabeños' le devolvieran una casa y una finca que le habían despojado. Por eso, un día antes del atentado se encargó de llamar a Góez para pedirle que atendiera en el centro comercial a una víctima de las Auc, quien le iba a entregar los documentos para acreditarse como reclamante de tierras.

Esa supuesta víctima era en realidad uno de los asesinos. "Valiéndose de su amistad con David de Jesús Góez, lo puso en contacto con los sicarios. Fue la encargada de tenderle la trampa", consideró la fiscal del caso.

Los investigadores rastrearon las llamadas de la mujer y descubrieron que solía hablar con Eduvigis Villar y Luis Eduardo Echeverry, vinculados al proceso.

En una de las interceptaciones Rosiris -reveló la investigación- comentó su preocupación por las preguntas que le habían hecho sobre su amistad con Góez. "No ando bien, ando bien jodida (...) tengo miedo. Me llamaron de la Fiscalía y no se qué hacer", le decía Rosiris a su interlocutor, quien le recomendó llamar "al grande" para resolver el problema.

Al final de la conversación, la líder de tierras -que se declaró inocente- habló del pacto con 'los Urabeños'. "Se quejó porque le dieron muy poco", dijo la fiscal del caso.

Y agregó: "Aunque no dispararon, sí coordinó el hecho de sangre y actuó a mansalva y sobreseguro para hacer efectiva una venganza".

Llamadas de sicario

El día del crimen uno de los investigados llamó varias veces a la víctima para asegurarse de que llegaría a la cita. La última llamada fue 4 minutos antes del asesinato.

Urabeños
Acordó que entregaría a otros líderes

La versión entregada por testigos llevaron a la Fiscalía y a la Dijín a establecer los supuestos acuerdos que Rosiris del Carmen Ibáñez habría hecho con el extinto jefe de 'los Urabeños'. Para acceder a sus propiedades, no solo debía entregar a David de Jesús Góez sino a otros líderes de la región. Uno de los que testificó en contra de ella fue Fernando León, vocero de víctimas de Urabá, quien se ha salvado de dos atentados contra su vida.

saibui@eltiempo.com 

Publicación
eltiempo.com
Sección
Justicia
Fecha de publicación
16 de septiembre de 2012
Autor
REDACCIÓN JUSTICIA

Publicidad

Paute aqu�