Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Comenzó intervención para demoler el edificio Ponce

La construcción, que fue teatro en los 60, se desmontará poco a poco y no con dinamita.

Ayer empezó la despedida. El edificio Ponce, uno de los más afectados por el incendio que afectó la semana pasada a San Victorino, fue intervenido por el Fondo de Prevención y Atención de Emergencias (Fopae), que busca su demolición para evitar una tragedia.

Pese a lo que muchos imaginaban, la muerte del edificio será lenta. No habrá dinamita ni nubarrones de polvo. Al Ponce se le irán quitando -lentamente- los pisos, empezando desde el quinto.
De hecho, este jueves se le retiró el reloj que coronaba el techo, curiosamente detenido a las 9:25, la hora en la que empezó el infierno del 4 de septiembre. (Vea aquí una galería del incendio que afectó a más de 40 bodegas).

"El edificio sufrió averías estructurales por las altas temperaturas a las que fue sometido -explicó un ingeniero de estructuras colapsadas del Fopae-. Más que una demolición, lo que estamos haciendo es un desprendimiento controlado. De 20 días a mes y medio tendremos el lote limpio".

El desmonte de cada piso se realizará con equipos hidroneumáticos, entre los que está incluido un taladro que funciona con el aire de un compresor y que servirá para romper las planchas del edificio.

Según y como avancen las labores de los profesionales, se estudia poner al servicio uno de los carriles de la calle 11, que se encuentra cerrada por seguridad.

Fin de la función

Con la demolición del Ponce no solo se le dice adiós a un lugar de gran reconocimiento entre comerciantes y clientes de San Victorino. Se despide, además, un edificio que albergó, en 1962, a uno de los primeros teatros de Bogotá, donde se proyectaban películas eróticas. Un aviso en la página de cines de EL TIEMPO del 2 de noviembre de 1963 invita al Teatro Ponce para disfrutar "de la fabulosa revista 'A calzón quitao' (...). Estricto mayores de 21 años, 6 pesos la entrada".

Alfredo Montaño, profesor de arquitectura de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y conocedor de la historia de los teatros en Bogotá, recuerda al Ponce "como un espacio que perteneció a la 'edad de oro' de los cines en la ciudad, época en la que empezaron a funcionar varios en el centro".

Montaño asegura que el Ponce era el típico teatro barrial que ofrecía cine pornográfico y de artes marciales para sobrevivir.
Aunque no se sabe con certeza el año en que el teatro desapareció, tuvo un gran aforo, por las 904 butacas que alcanzó a tener.

En medio del movimiento de obreros y máquinas, algunos comerciantes no ocultaron la tristeza que les produce el fallecimiento del Ponce: "Me duele que lo tengan que tumbar. Lo conozco desde que llegué de Medellín a montar mi negocio de piñatas", contó, con ojos encharcados, el paisa Rafael Prieto.


Fabián Forero Barón
Redactor de EL TIEMPO

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
14 de septiembre de 2012
Autor
Fabián Forero Barón Redactor de EL TIEMPO

Publicidad

Paute aqu�