Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Peña Nieto proclamado presidente electo de México; izquierda se opone

Nieto asumirá el 1 de diciembre la presidencia de México que es sacudido por una ola de violencia.

Enrique Peña Nieto, del PRI, llamó a la unidad y prometió un gobierno abierto al diálogo tras ser declarado presidente electo de México este viernes, dos meses después de los comicios, cuyo resultado rechazó el candidato de izquierda Andrés Manuel López Obrador, que anunció actos de desobediencia civil.

"México tendrá una Presidencia moderada, responsable y abierta a la crítica, dispuesta a escuchar y tomar en cuenta a todos los mexicanos", dijo Peña Nieto al recibir la constancia de presidente electo del Tribunal Electoral, cuyos fallos son inapelables.

El ahora presidente electo, abogado de 46 años del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y que fue gobernador del estado de México (2005-2011), llamó a la concertación, deslindándose de las críticas de autoritarismo que recibe su formación política, que recupera el poder tras 12 años de oposición.

"Voy a reunirme con sectores representativos de la sociedad, con la que tendré un diálogo abierto", afirmó al sostener que representa "una nueva forma de gobernar, acorde a las exigencias de un México plural, exigente y participativo del siglo XXI".

Peña Nieto asumirá el 1 de diciembre la presidencia en momentos en que México es sacudido por una ola de violencia ligada al tráfico de drogas, que deja más de 50.000 muertos desde diciembre de 2006, y con una población que reclama mayores empleos y mejores salarios.

"Con esta resolución, el Tribunal Federal Electoral refrenda jurídicamente la decisión ciudadana (...) las y los mexicanos tomaron su decisión, nosotros como órganos del poder judicial la protegimos y seguiremos haciéndolo responsablemente", dijo José Alejandro Luna Ramos, presidente del tribunal, al entregar la constancia.

El tribunal declaró a Peña Nieto vencedor de los comicios tras desechar un recurso para anular las elecciones presentado por la coalición de izquierda y López Obrador, que rechazó el fallo y anunció acciones de desobediencia civil. "Las elecciones no fueron ni limpias, ni libres, ni auténticas, en consecuencia no voy reconocer un poder ilegítimo surgido de la compra del voto y de otras violaciones graves a la Constitución y las leyes", aseguró el izquierdista el viernes por la mañana al anticiparse a la declaración de presidente electo para Peña Nieto.

El PRI gobernó México en forma hegemónica de 1929 a 2000, cuando perdió ante el conservador Partido Acción Nacional (PAN). La izquierda alega que el PRI regresó al poder gracias a una campaña plagada de irregularidades que incluyeron la compra de millones de votos, la financiación con recursos ilícitos y violando los topes legales y favorecida por una campaña de poderosos conglomerado mediáticos.

López Obrador convocó a sus seguidores a reunirse el domingo 9 de septiembre en el Zócalo (plaza central) de la capital mexicana para decidir eventuales acciones de "desobediencia civil pacífica".

El candidato de izquierda, que en 2006 desconoció también su derrota por la presidencia y se declaró "presidente legítimo", restó importancia a las acusaciones de "malos perdedores, locos, mesiánicos, enfermos de poder" lanzadas contra su partido. "No daremos ninguna tregua ni concederemos la más mínima ventaja", advirtió.

Los simpatizantes de la izquierda, organizaciones sociales y el movimiento estudiantil #Yosoy132 han manifestado su oposición al regreso del PRI al poder y desde el jueves iniciaron movilizaciones, principalmente al exterior del tribunal.

Este viernes, unos 300 manifestantes se encontraban al exterior de la sede del Tribunal Electoral, custodiada por unos 500 policías federales por la presencia de Peña Nieto, que llegó acompañado de su esposa, la actriz Angélica Rivera, en un helicóptero que aterrizó en unos campos deportivos cercanos.

Más tarde unos 2.000 jóvenes integrantes del movimiento #Yosoy132 realizaron una marcha fúnebre en la que dijeron que se "enterró la vieja democracia del fraude", en un recorrido que duró más de tres horas desde la Universidad Nacional Autónoma de México hasta la sede del Tribunal Electoral.

En el tribunal se encontraron con contigentes de más de 4.000 policías federales que resguardaron el lugar. Según la resolución del tribunal, sobre 50 millones de votos depositados el 1 de julio, el PRI, en la alianza Compromiso con México con el minoritario Partido Verde, obtuvo 19,1 millones (38,2%), seguido por la coalición de izquierda (15,8 millones, 31,6%) y el gobernante Partido Acción Nacional (12,7 millones, 25,4%).

AFP

Publicación
eltiempo.com
Sección
Internacional
Fecha de publicación
1 de septiembre de 2012
Autor
AFP

Publicidad

Paute aqu�