Presidencia ofrece recompensa por captura de dañino pez

Presidencia ofrece recompensa por captura de dañino pez

Buscan controlar presencia del pez león, que depreda las especies nativas.

Presidencia ofrece recompensa por captura de dañino pez
6 de agosto de 2012, 04:21 am

En la rendición de cuentas del área de medio ambiente que se llevó a cabo el fin de semana en Santa Marta, el presidente Juan Manuel Santos anunció su intención de ofrecer una recompensa económica a los pescadores que capturen al temible pez león, que depreda las especies nativas y se ha convertido en una plaga en el Caribe. (Lea detalles sobre cómo llegó el pez león al Caribe colombiano).

Hasta el momento, no hay más detalles sobre el monto de la recompensa ni los alcances legales de la medida. Sin embargo, para los expertos es una de las opciones viables para enfrentar esta plaga, dado que el único depredador natural que podría hacerlo es el mero, pero este animal está en vías de extinción.

Hace poco, en una entrevista con EL TIEMPO, Ricardo Betancur, doctor en biología molecular y vinculado como investigador en The George Washington University, destacó que ya que su erradicación del Atlántico es prácticamente imposible, "se requiere la implementación urgente de campañas de extracción frecuentes en las áreas vulnerables y con interés de conservación".

La otra opción, dice Betancur, sería educar a las comunidades para que lo consuman y estimular así su extracción, pues a pesar de que el proceso para sacarlo del agua es complicado por el riesgo de picaduras, su carne es comestible. El veneno del pez león se localiza en las espinas de sus aletas y se descompone rápidamente al cocinarse.

Inofensivo, solo en apariencia

El pez león es lento, tiene muchas espinas y colores, mide unos 40 centímetros y, en apariencia, es inofensivo.  Sin embargo, también es venenoso y un voraz depredador. Destruye los arrecifes de coral al comerse los peces que lo pueblan, así como las larvas y peces pequeños, claves para el ecosistema una vez crecen.