El lago Tota recibió un premio otorgado a humedales en mayor peligro

El lago Tota recibió un premio otorgado a humedales en mayor peligro

El galardón se llama Globo Gris, pues la World Wetland Network considera que está bajo amenaza.

El lago Tota recibió un premio otorgado a humedales en mayor peligro
2 de agosto de 2012, 02:33 am

Propietarios de hoteles y restaurantes, productores de trucha y el Alcalde de Aquitania afirman que el premio Globo Gris que recibió el lago de Tota es un castigo para la región.

La World Wetland Network (Red Mundial de Humedales), organización del Reino Unido, le otorgó el premio Globo Gris al lago de Tota por considerar que está bajo amenaza. El Premio lo recibió Felipe Andrés Velasco Sáenz, presidente de la Fundación Montecito, quien hizo la postulación del lago.

El alcalde de Aquitania, Carlos Ernesto Torres, manifiesta que ya se están empezando a ver los efectos negativos del premio, porque se han cancelado varias reservaciones en los hoteles del sector.  "En un medio de comunicación nacional se dijo que el lago de Tota es una cloaca y eso no es cierto, pero ahuyenta a los turistas", señala el Mandatario.

Aníbal Bernal, propietario del Hotel Refugio Rancho Tota, dice que el lago tiene problemas que los generan seis actores, pero que la solución no es una campaña de desprestigio.

Los productores de trucha del lago de Tota aseguran que ha habido mucho recelo en el mercado regional por las noticias sobre el Premio Globo Gris. Afirman que actualmente se adelantan negociaciones con la Unión Europea para exportar trucha, pero que con las versiones de que el lago de Tota está contaminando, es posible que se trunque el proceso.

"El lago de Tota ofrece las mejores condiciones para la piscicultura de la trucha por la calidad del agua", manifiesta Ángel Munar González, quien desde hace 20 años tiene la piscifactoría Truchicol en el lago.

Óscar Murillo García, dueño de la piscicultora Suralá, dice que los productores de trucha del lago de Tota han venido sufriendo un ataque indiscriminado porque se les cataloga como los principales contaminantes de este recurso hídrico.

Sara Patricia Bonilla, directora ejecutiva de la Federación Colombiana de Acuicultores (Fedeacua), señala que el tema del lago de Tota preocupa al gremio.

Felipe Velasco insiste en que el Premio Globo Gris para Tota es, más que nada, un sinónimo de esperanza.

La reacción de los criadores de trucha 

En el espejo de agua del lago funcionan ocho empresas productoras de trucha en jaulas, que producen al año cerca de 700 toneladas.

Actualmente dos de estas empresas están exportando truchas, para lo cual -señalan- deben cumplir con estándares de calidad. 

Según los truchicultores, esta industria genera en la región unos 100 empleos directos y 300 indirectos.

Los productores de trucha dicen que están del lado de quienes buscan proteger el lago y afirman que cumplen las exigencias de la autoridad ambiental.

"Queremos que la piscicultura persista en el tiempo y persistirá si todos cuidamos el medio", manifiestan los truchicultores.

El biólogo marino Enrique Negret, quien con su empresa recupera los desperdicios pesqueros de tres piscifactorías del lago de Tota, dice que la trucha en el lago es un bioindicador de la calidad de su agua. 

"La truchicultura contamina, un galpón de pollos contamina, un hato ganadero contamina.

Aquí lo que importa es minimizar esa contaminación", afirma.

Negret les propone a los piscicultores montar una auditoria ambiental rigurosa de aquí en adelante, para saber cómo se está afectando el agua del lago con la truchicultura y qué se debe hacer. 

REDACCIÓN BOYACÁ 7 DÌAS