Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Un presidente ejemplar

Mientras parte de los países europeos, como España, Grecia, Irlanda, Italia y Portugal, se debaten en el más profundo conflicto social de su historia reciente, por el vaciamiento de las arcas públicas para salvar a la banca privada, y el adelgazamiento discursivo de la política permite la toma de decisiones de impacto social negativo (congelación de las pensiones, retraso de la edad de jubilación, reducción del gasto público, recortes en los servicios del estado de bienestar, merma de los fondos para la prevención de la pobreza y de la exclusión social, reforma laboral, etc.), el gobierno francés del socialista Françoise Hollande le devuelve grandeza a la política, ética a la economía y decencia al trabajo, al tiempo que avanza en una serie de medidas internas que a los 60 días de ejercicio aseguran el camino esperanzador de una "revolución tranquila", con el aval del pueblo francés, que recientemente le confirió mayorías absolutas en los comicios legislativos.
 
En su primer discurso, Hollande prometió que sería "un presidente ejemplar". Y agregó: "A partir de hoy estoy al servicio del país y pondré todos mis esfuerzos en conseguir el cambio. Serviré a la república con los valores que he demostrado en toda la campaña. El cambio tiene que estar a la altura de Francia. Ese cambio empieza ahora (...) Hay que poner fin a la Europa de la austeridad y promover el crecimiento. Es lo que les diré a nuestros socios de la UE, con Alemania a la cabeza", dijo y cumplió.  (PÚBLICO.ES. París, 06/05/2012)   
 
Hollande, estadista de gran cultura política, ha sabido cambiar los rígidos términos de relación con las políticas de la canciller Ángela Merkel. En un contexto de extrema incertidumbre en que los gobiernos de la UE subordinan sus políticas a los preceptos ortodoxos del consenso neoliberal, incrementando la vulnerabilidad del Estado frente a los grandes grupos de poder económico, Holland promueve el apropiado redimensionamiento de las estructuras económicas y redefine las fronteras entre lo público y lo privado en beneficio del primero, desarrolla políticas participativas para desarticular los mecanismos de la corrupción estatal y pone en función un modelo orientado a reducir la inequidad y rescatar de la exclusión económica y social a los sectores sociales vulnerables.
 
Al emprender la ejecución de un modelo alejado de la tecnocracia neoclásica, se ha sintonizado con la tradición humanista de su partido, que acentúa con una ética pública y una austeridad personal sin ambages. Ha reducido su  sueldo y el de su gabinete, hecho que contrasta con la egoísta actitud del presidente derechista Nicolás Sarkozy, que al llegar al poder en 2007 adoptó entre sus primeras medidas la de subirse el sueldo un 170%. El fallecido escritor mexicano Carlos Fuentes, al visibilizar la pequeñez de Sarkozy, dijo: "Sarkozy inició su mandato con frivolidad: cenas suntuosas, viajes en 'yacht', relojes de setenta mil dólares, bikinis y un profundo desprecio por la gente de la calle: 'cállate, pendejo', le dijo a un ciudadano opositor". 
 
En cambio, Holland en sus primeros 45 días subastó el 100% de los automóviles oficiales y redujo los altos salarios en un 30%, lo cual le permitió utilizar lo recaudado en un Fondo de Bienestar para ser distribuido en las regiones con el mayor número de centros urbanos con "suburbios ruinosos", y trasladar 345 millones de euros para la creación de 175 institutos de investigación científica avanzada de alta tecnología, así como la contratación de 2.560 jóvenes científicos desempleados "para aumentar la competitividad y la productividad de la nación".
 
Según 'Le Monde',  Hollande "Promulgó un decreto presidencial para establecer un porcentaje del 75% de aumento en la tributación para todas las familias que ganan más de 5 millones de euros al año". Con ese dinero, ha contratado a 59.870 licenciados desempleados, como profesores en la educación pública. De igual manera ha privado a la Iglesia católica de subsidios estatales por valor de 2,3 millones de euros que financiaban exclusivos colegios privados, y ha puesto en marcha (con ese dinero) un plan para construir 4.500 jardines de infancia y 3.700 escuelas primarias, para recuperar la inversión en la infraestructura nacional. Asimismo, proyecta un decreto para eliminar las exenciones tributarias a todas las transnacionales.
 
Ha establecido el "bono-cultura", un mecanismo de cero impuestos para quien constituya una cooperativa, abra una librería y contrate al menos dos licenciados sin trabajo de la lista de desempleados, con el fin de ahorrar dinero del gasto público y realizar una contribución mínima al empleo y al relanzamiento de nuevas posiciones sociales.
 
Con un gabinete joven, paritario y multirracial, el heredero del gran Mitterrand se ha convertido en la estrella socialista de Europa, por cuya agenda internacional pasa la reorientación de la comunidad europea hacia el crecimiento con justicia social.
 
* Analista político e investigador en ciencia sociales

Publicación
eltiempo.com
Sección
Opinión
Fecha de publicación
1 de agosto de 2012
Autor
Alpher Rojas Carvajal

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad