Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Un retrato despiadado de Cristina Fernández de Kirchner

La periodista Sylvina Walger revela la faceta más soberbia y vanidosa de la presidenta argentina.

"La presidenta es caprichosa, vanidosa, egoísta y hasta soberbia. No puede vivir sin maquillaje y siempre le gustó el poder." La que habla así de la presidenta Cristina Kirchner es una periodista y escritora acostumbrada a analizar e investigar sobre el poder y sus relaciones. Sylvina Walger, aborda en Cristina, toda la verdad sobre la presidenta la forma de ser y manejarse de la mujer más poderosa del pais, en lo que no quiere ser una biografía "sino un retrato", aclara la escritora en diálogo con El Tiempo.

Un retrato de una mujer desde su juventud en el barrio de Tolosa, cerca de la ciudad de La Plata, hasta las últimas decisiones de gobierno como fue la nacionalización de la petrolera estatal YPF. Más que un retrato de una persona es un retrato del poder de esta época.

Y en eso de retratar el poder, Walger tiene sobrada experiencia. Su libro Pizza con Champagne retrató como nadie al menemismo y se ha convertido a esta altura en un clásico.

"Lo escribí hace dos años y todas esos calificativos que encontré de ella, debo decir que no me defraudó en nada. Sólo hay que verla, utilizar la cadena nacional de radio y televisión, al mejor estilo de los gobiernos militares o de Francisco Franco para saber cómo es una persona", acota Walger.

Un retrato "con investigación periodística", lo define la autora. "Un libro que no tiene ni agradecimientos para no comprometer a nadie", pero que da detalles muy puntuales e íntimos de la personalidad de la primera magistrada del país.

"Una de las personas que siempre trabajaron con ella, me dijo que es una mujer educada. 'Jamás le oí un grito ni una palabra más alta. Eso sí, si me ve por la calle no sabe quién soy, porque no te mira, te ignora. Para ella, no eres nadie...'", narra.

Wlager buceó en la vida privada de la presidenta y en la de su difunto esposo, el expresidente Néstor Kichner. Habla de amantes y de historias paralelas en ambos, pero no abusa. "No hablo de amantes de una presidenta, salvo si el amante tiene que ver con la acción del gobierno".

En otro de los párrafos del libro, Walger cuenta que cuando Cristina llega a cualquier país sus asistentes deben asegurarse "una cinta para caminar, una bicicleta, una tostadora, un exprimidor de frutas y pan de salvado que importa de su país y que nunca debe faltarle", y siempre estar listos para salir corriendo a la sucursal más próxima de Louis Vuitton u otras marcas por el estilo para comprar una prenda o una cartera para lucir en horas.

Walger no está hablando de Lady Gaga, porque el rock y el pop le interesan sólo como música, sino de la presidenta de los argentinos, Cristina Kirchner y su forma de mostrarse desde la cima del poder. De eso que Walger conoce, y mucho.

José Vales
Corresponsal de EL TIEMPO
Buenos Aires

Publicación
eltiempo.com
Sección
Internacional
Fecha de publicación
7 de julio de 2012
Autor
José Vales Corresponsal de EL TIEMPO Buenos Aires

Publicidad

Paute aqu�