Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Rock al Parque: un cierre legendario con Charly García

El argentino cantó este lunes y celebró los 18 años del festival con 63 bandas.

Muy puntual, a las 9:10 p.m., el padre del rock en español salió al escenario con su nuevo formato y una orquesta completa, para interpretar Cerca de la revolución, y su público, ese que lo había esperado 18 años para que alguna vez cerrara Rock al Parque, cumplió su sueño.

A Charly se le notaba lento pero firme en cada canción. Poco había del hombre que se derrumbó en un concierto en Córdoba (Argentina) unas semanas antes.

Se veía feliz y lo transmitió al público, como cuando le dedicó emotivamente Rezo por vos a su amigo Luis Alberto Spinetta, cuya vida se extinguió el año pasado. Luego, cantó Los dinosaurios y miles de voces lo siguieron. En esta canción fue muy notorio el nuevo ensamble que acompaña al ícono y que incluye bandoneón, violines y chelo, además de la banda de rock. El instante cumbre llegó cuando Andrea Echeverri se le unió en Pasajera en trance; entonces, el grito del público demostró que estos dos artistas podían dejar 'en trance' a todos los presentes.

El festival no se doblega

Este año, con 300 millones de pesos menos de presupuesto y diferentes polémicas en torno al cartel de artistas, el afiche oficial y las votaciones en línea, el Instituto Distrital de las Artes (Idartes), organizador del festival, tuvo que enfrentarse a la marea y salió adelante.

Por eso, cuando la banda The Dillinger Escape Plan (que tocó el sábado), en medio de la efusividad de su espectáculo, clavó una base de micrófono en un amplificador, cuyo valor es de 3 millones de pesos, los directivos de Idartes se agarraron la cabeza: esos 'costos extra' hacen de un festival una gran aventura que puede salir con números rojos.

Aunque con menos público que en años anteriores, pero con buena energía, se completaron ayer los tres días de Rock al Parque 2012, la cita bogotana obligada con el género. Y, al final, el Festival cumplió con varios objetivos: una ventana a sonidos novedosos, plataforma para nuevas bandas nacionales y tributo a géneros que llevan años encauzando seguidores.

Las bandas que pisaron duro ayer
El tercer y último día del festival movió melenas y arrancó gritos

El español Bigott hizo bailar a los 'hipsters', los 'metaleros' y los 'punkeros'. Agrupaciones locales como Those mostraron su crecimiento y otras, como Eight Bit Memory, les pusieron teatralidad a sus apariciones. La chilena Camila Moreno sorprendió con su 'blues' alternativo, al igual que el enérgico 'hardcore-reggae' de la banda galesa Skindred.

Siniestro Total trajo ese 'rock and roll' escueto que ha fabricado desde los años 80, con canciones como 'España se droga'. El homenaje a los 20 años de la banda 1.280 Almas tuvo momentos muy particulares: uno con todo y ponqué de celebración del cumpleaños, que contrastó con su mensaje final de que no los vuelvan a invitar a Rock al Parque al señalar que este festival debe ser para las bandas nuevas. "Esta es nuestra última presentación en Rock al Parque", sentenciaron los músicos bogotanos.

REDACCIÓN DE CULTURA

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
3 de julio de 2012
Autor
REDACCIÓN DE CULTURA

Publicidad

Paute aqu�