Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Entrevista con Fernando del Castillo, vocalista de 1280 almas

Pueblo Alimaña está a punto de aterrizar. Con este disco, 1280 Almas celebrará sus 20 años de vida.

Pasa el tiempo: empezaron tocando en bares de Bogotá, muy pronto comenzaron a sonar en otras ciudades y cuando menos se dieron cuenta se habían convertido en referente del rock colombiano. La banda fundada por Fernando del Castillo, Pablo Kalmanovitz, Leonardo López, Juan Carlos Rojas y Hernando Sierra se dio a conocer con un trabajo llamado Háblame de horror, y luego de moverse entre los sellos reconocidos y la independencia lanzó el año pasado Alegría por encima de la tristeza, que refleja el carácter y la búsqueda de un grupo que ya es leyenda nacional. Pero, eso sí, leyenda viva.

El vocalista de estas almas, Fernando del Castillo, habló de su banda, de Johann Sebastian Bach, de Chico Buarque, de la literatura ligera y de esa salsa de los setenta con la que lo criaron. Aunque ve poco cine colombiano, le gustan las películas de Víctor Gaviria. El último libro que regaló se llama Memorias de un enano gnóstico, de David Madsen. Cree, como los hindúes, que la magnitud del alma es la millonésima parte de un cabello y puede explicar que, después de la muerte, las almas "se dispersan a velocidad constante en el vacío hasta que son atrapadas por la vorágine de un agujero negro y expulsadas por el otro lado a un universo paralelo".

1.¿Qué significa ser rockero?

Es lo mismo que ser vallenatero, salsero o jazzero, pero con pedales de distorsión.

2. ¿En qué momento supo que lo suyo era la música?

Esa certeza todavía no me llega. Sigo esperando -y temiendo- que llegue un momento así de definitivo, pero cada vez con menos expectativas.

3. ¿Qué recuerdos tiene de la primera vez que subió al escenario?

Tengo un recuerdo germinal mezclado con uno de segunda mano, porque es algo que siempre contaba mi madre: sucedió por primera vez en la tarima de una orquesta de chisga que amenizaba las compras de un desaparecido almacén de cadena. Parece ser que, muy a mis 4 o 5 años, sufrí un arrebato, una pulsión irrefrenable y me trepé a este deprimente escenario y, acompañado de los deprimentes músicos, canté alguna canción que no recuerdo. Supongo que ello me signó para cantar esta música deprimente.

4. ¿Qué sucede en los minutos previos a una presentación?

El 'Gordo' nos regaña, el 'Mono' nos ignora, Leo nos payasea, Juan David nos marca el tiempo y a mí me dan ganas de ir al baño, pero las embolato con un trago de güisqui.

5. ¿Qué es lo primero que hace cuando termina un concierto?

Me bajo de la tarima a buscar a mi mujer y por el camino atiendo el parche.

6. ¿Con qué melodía arrullaría a un niño?

Con Flow my tears, de John Dowland, pero de pronto lo haría llorar si fuera un bebé bilingüe.

7. ¿Qué canción suele provocarle el llanto?

Construcción, de Chico Buarque.

8. ¿Cuál fue la última canción que le dedicó a alguien?

Tu sonrisa, de Las Almas, cuya letra escribí pensando en mi mujercita.

9. De los clásicos, ¿cuál es su compositor favorito?

Para no pelear, voy a decir tres: Johann Sebastian Bach, David Bowie, Willie Colón.

10. ¿En qué ocasiones busca el silencio?

El silencio es una pose estilizada, un autoengaño. En nuestro medio ambiente terrestre ni siquiera existe en realidad. En últimas, están los aterradores ecos de nuestros sistemas vitales bombeando, fluyendo, crepitando... recordándonos hasta qué punto dependemos de su precaria persistencia. Yo diría que ningún hombre o mujer en sus cabales quiere nada con el silencio, pero hay cada loco...

11. ¿En dónde busca la inspiración?

No la busco. Hace rato decidí esperar cómodamente a que me encuentre. Cualquier otra acción es un ejercicio inútil. Es una musa retrechera y emancipada, y con esas es mejor no pelear.

12. ¿Cuál es su forma favorita de matar el tiempo?

Últimamente leer literatura ligera, de aventuras, ciencia ficción, magia y espada... La literatura seria solo es provechosa para los muy jóvenes o los muy viejos.

13. ¿Cuál ha sido su fiesta inolvidable?

No creo haberla tenido, porque todas se me han olvidado. Me gustaría que fuera mi funeral, o mejor, que me muriera celebrándola, aunque puede que eso fuera algo rudo para el resto de los invitados, a menos que fuera un pacto suicida.

14. Además del rock, ¿qué géneros le llegan al alma?

A mí me criaron con son cubano, porros y salsa de los setenta (eran los setenta). Esa es la banda sonora de mi subconsciente. También algo de reggae y sus subgéneros, necesarios en los experimentos psicodélicos de detección del alma.

15. ¿Qué le gustaría oír en el momento de su muerte?

La voz de mi madre, cantando.

En concierto

El próximo 2 de julio, la banda se presentará en Rock al Parque. La cita es a las 7:20 p.m. en el escenario Plaza.

Fernando Quiroz

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
27 de junio de 2012
Autor
FERNANDO QUIROZ

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad