Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Así opera el 'ejército' contra la restitución de tierras

Testigos hablan de encapuchados. Autoridades dicen que son bandas aisladas pagadas por narcos.

En cinco departamentos de Colombia -Nariño, Cesar, Sucre, Antioquia y Bolivar- han llegado amenazas del que sería un nuevo grupo ilegal conformado exclusivamente para oponerse a que campesinos despojados recuperen sus tierras: el 'Ejército' contra la Restitución (Ecr).

Además de tener un objetivo común, en todas las zonas están usando los mismos mecanismos intimidatorios.

Van desde patrullajes de hombres armados por áreas que están en litigio -como las haciendas La Europa y La Alemania (en Sucre), y la Bellacruz (en Cesar)- hasta el envío de sufragios y velas a líderes que reclaman esos predios.

La más reciente encomienda fúnebre llegó hace apenas diez días a nombre de Juan David Díaz, una de las cabezas del Movimiento de Víctima de Crímenes de Estado (Movice) en Sucre.

"Sabemos que eres uno de los h.p. que, con la excusa de ser defensor de derechos humanos, pretende despojar de sus terrenos a los verdaderos propietarios", dice el volante que envolvía 10 velas.

Un mensaje similar recibió en enero Freddy Rodríguez, líder de 64 familias reclamantes de Bellacruz.

No obstante, este diario recogió testimonios que indican que estos grupos operan y se mueven de manera diferente, lo que ha llevado a creer a organismos de inteligencia que, por ahora, no se trata de un mismo grupo, con mando unificado.

"En el caso de Bellacruz, se estudió y estableció que son bandas de delincuentes que están vendiendo la imagen de que están coordinados", explica un oficial de inteligencia.

Y agrega que todo apunta a que particulares les están pagando para quedarse con predios claves para el narcotráfico, para su comercialización o para el beneficio privado.

"Protegen corredores estratégicos para sacar droga o bloques de fincas que quieren vender a terceros. Pero también hay casos de peleas entre familias", aseguró el oficial.

"Por acá han pasado como cien hombres vestidos de negro, encapuchados y con armas largas. Van como una tropa por la carretera", dice uno de los líderes de La Europa, un predio de 1.321 hectáreas ubicado estratégicamente entre Sincelejo y Cartagena, que 82 familias campesinas se disputan con el empresario Juan Guillermo Jaramillo (ver recuadro).

Por los municipios de Zambrano y Córdoba, igual que en el corregimiento Guaimaral, de San Pedro (Bolívar) se repite el relato.

Pero allí la tropa no suma más de 20 presuntos 'paras' desmovilizados que se mueven en motos de alto cilindraje, sin distintivos y de civil.

También de civil estaban los hombres que patrullaron la hacienda Bellacruz, el 27 de abril, en dos camiones carpados, con fusiles AK47.

Bandas, al mejor postor

En Nariño y Cauca el patrón varía. Allí las indagaciones señalan que detrás de las amenazas y de las intimidaciones están 'los Rastrojos', hasta el viernes al mando de alias 'Puma' , que fue capturado.

"Dicen que no van a permitir la restitución de ningún milímetro de tierra y que declaran objetivo militar a los que estén coadyuvando con eso", explica un vocero del Comité Permanente para la Defensa de los Derechos Humanos de Nariño.

A principios de esta semana, 180 familias se desplazaron de la zona urbana hacia la cabecera de Bocas de Satinga ante el anuncio de una masacre por parte de esa banda.

En el Urabá antioqueño las amenazas llegan firmadas por las 'Autodefensas Gaitanistas', nombre que también usan los 'Urabeños', cuyo jefe es Antonio Úsuga alias 'Otoniel'.

Y hay un rastro adicional de la participación de bandas: en febrero las 'Águilas Negras' firmaron un panfleto dirigido de nuevo al Movice.

El temor es que, al menos por los lados de La Alemania, ya hay evidencia de reclutamiento exclusivo para el Ecr.

"Hay gente ofreciendo plata a 'exparas' para incorporarse al Ecr", le dijo a EL TIEMPO uno de los campesinos que se niega a irse de La Alemania, otrora centro de operaciones de los 'paras' y disparadero de cargamentos de droga.

Cualquiera sea el caso, lo concreto es que están infundiendo miedo con el lema de que "si quieren tierra la tendrán, pero sobre sus propios cajones". Y ya van 59 reclamantes de tierras que han caído asesinados desde el 2005.

No aparece el dueño de Don Juancho

En el 2007, un hombre que se presentaba a veces como Guillermo Vélez y otras como Gabriel Vélez, dueño de Arepas Don Juancho, buscó a familias que habían salido de los Montes de María por la guerra y que poseían parcelas asignadas por el Incora, con el fin de comprarles la tierra. Así se habría hecho al 90 por ciento de los títulos de La Europa.

"En una reunión les pagó la hectárea a 200 mil pesos. La ñapa era un pastel, por eso la llaman la fiesta de los pasteles", le dijeron a este diario personas de la zona. Con estos documentos cercó y sembró maíz donde otros reclaman derechos por tener la posesión durante décadas.

Los ocupantes lo señalan de hostigarlos con vigilantes armados y de destruir tres ranchos. EL TIEMPO trató de contactar a Vélez, pero no fue posible. La planta de Arepas Don Juancho, ubicada en Guarne (Antioquia), cerró y nadie da razón de su paradero.

Bellacruz, el último rastro del Ecr

A finales de marzo y con más de 30 capturas, las autoridades acabaron con el reinado de los 'Urabeños' y de 'Raúl', su jefe -quien también cayó esta semana-, por la hacienda Bellacruz, que tiene gran parte de sus 9.000 hectáreas en litigio.

Pero, según le dijeron a EL TIEMPO campesinos, no pasó un mes para que se sintieran los pasos de unos 100 hombres del Ecr. "Treinta fueron a la vereda Caño Sucio y estuvieron en el colegio más de 15 días, 30 más subieron por la serranía del Perijá -que colinda en Cesar- y los demás se quedaron en Bellacruz". La última vez que los vieron fue hace una semana: en motos y con fusiles en las rodillas, según dicen.

EL TIEMPO trató de contactar a directivos de Dolce Vista, firma de Germán Efromovich que tiene allí cultivos de palma, para indagarle por un incendio en sus tierras y por los hombres armados, pero no fue posible.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Publicación
eltiempo.com
Sección
Fecha de publicación
10 de junio de 2012
Autor
UNIDAD INVESTIGATIVA

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad