Mujer con sobrepeso duró dos años en su cama sin poder levantarse

Mujer con sobrepeso duró dos años en su cama sin poder levantarse

Nelly Valencia fue trasladada a un centro de atención de la Fundación Gorditos de Corazón.

Mujer con sobrepeso duró dos años en su cama sin poder levantarse
31 de mayo de 2012, 02:06 am

Nelly Valencia miró de reojo a Jhonatan, su hijo menor, y con dificultad pudo levantar su cabeza desde la camilla para bendecirlo.

Para Nelly, quien hace dos años no se levantaba de su cama por pesar 180 kilogramos, el día se iluminó más temprano de lo habitual. Quince días después de haber recibido la visita de la Fundación Gorditos de Corazón, que busca ayudar a personas obesas, por fin saldría de su casa.

Con una camilla reforzada y soga en mano, veinte hombres del cuerpo de bomberos de Medellín ingresaron hasta la sala. Ansiosa, miraba cómo el protocolo por fin se cumplía. Estuvo despierta desde las 5 de la mañana esperando ese momento.

"Una noche, simplemente, no me pude levantar, tuve que dejar mi vida y depender de alguien más", relata.

Hasta ayer, la mujer, de 47 años, dependía de sus hijos. Carolina y sus cuatro hermanos, por turnos, se encargaban de asistirla en sus necesidades fisiológicas, pues, al no poder levantarse para ir al baño, ellos hacían un gran esfuerzo para ponerle el pañal y bañarla con agua caliente.

"Tengo hasta tres personas de más en peso", dijo Nelly sonriendo.

A las 10 de la mañana de ayer escuchó la orden del capitán de bomberos: "Estamos listos". Entonces, diez hombres tomaron con firmeza la camilla y recorrieron con ella el pasillo, de unos 9 metros, para llegar hasta la puerta de la casa. Y luego de dar órdenes por dos minutos, pudieron sortear el mayor obstáculo: la salida por la puerta. Entonces, sumando fuerzas, la sacaron de su casa y lucharon contra la empinada loma de Enciso, barrio de la comuna 8 del centroriente.

Vecinos expectantes salían a los balcones y tomaban fotografías para registrar el complejo operativo. "No me vayan a dejar caer", decía Nelly con preocupación, mientras sus hijos no la perdían de vista.

Aunque no ocultaba su alegría, para ella fueron los 30 minutos más tensos de su vida.

Eso fue lo que duró el recorrido desde su casa hasta el Centro de Sobrepeso, Obesidad y Trastornos Alimentarios (Sota), de la Fundación Gorditos de Corazón, donde buscará reconstruir su vida que perdió por la obesidad.

Un proceso tortuoso

Nelly será de los primeros pacientes en llegar al nuevo centro saludable terapéutico y de rehabilitación de Gorditos de Corazón. Y es una de las 820 beneficiadas en los seis años que lleva el programa. Según Salvador Palacio, director de la fundación, del 100 por ciento de los pacientes que se someten a un 'bypass' gástrico -intervención quirúrgica- solo el 50 por ciento puede adelgazar.

Andrés Henao Álvarez
Corresponsal de EL TIEMPO
Medellín