Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

¿Es viable que TransMilenio pase a buses eléctricos?

El costo de esos vehículos podría impactar la tarifa, dicen expertos.

El plan de la alcaldía de Gustavo Petro de tener buses eléctricos de TransMilenio (TM) para garantizar un mejor ambiente no será tan fácil de poner en marcha, dados los costos de esos vehículos, que podrían subir el pasaje.

Hoy, según las cifras de TM, un biarticulado cuesta alrededor de 950 millones de pesos, mientras un bus eléctrico valdría unos 1.400 millones. En la mitad están los híbridos, a 1.200 millones de pesos. Como la flota del sistema es adquirida por operadores privados, mediante concesión, el incremento en el valor de esos buses los terminaría pagando el usuario.

"Pasar a buses eléctricos es una gran idea, pero hay que hacerlo por fases. Se deben evaluar costos y, por ejemplo, la vida útil de las baterías", reconoce el gerente de TM, Fernando Rey.

Por esa razón, Rey propone avanzar primero hacia articulados con un mejor diésel (tipo Euro 6) y explorar luego la opción de los híbridos.

Aunque ya se hicieron pruebas de estos últimos en Bogotá, la discusión sobre la viabilidad de cambiar el parque automotor de TransMilenio, y de todo el sistema masivo de transporte de la capital, apenas comienza.

Hace una semana, de hecho, Bogotá fue parte de una prueba piloto adelantada por la Fundación Clinton con el apoyo del BID. Durante dos semanas, buses eléctricos, híbridos y tradicionales de TM recorrieron la Boyacá, la Suba y el Portal de la calle 80.

Ensayos similares también se han adelantado recientemente en Sao Paulo, Río de Janeiro y Curitiba, en Brasil.

Un cambio nada fácil

José Clopatofsky, director de la revista Motor, afirma que "hibridizar o electrificar" a TransMilenio y al sistema tradicional de buses "es una utopía". "El costo es altísimo y el TM no se haría más eficiente", advierte.

Explica que, en el caso de los vehículos híbridos, sería como llevar dos motores, el eléctrico y el diésel, a costa de la capacidad de pasajeros. Por otra parte, la recarga de baterías de los buses
eléctricos "implica tiempos muertos".

Manuel Olivera, director del programa de pruebas de buses eléctricos de la Fundación Clinton, asegura que hay diferentes tipos de tecnologías.

"Un bus híbrido no se recarga conectado a la corriente, sino a sí mismo, y solo gasta tiempo al tanquear", anota.

Clopatofsky sigue en desacuerdo: "La solución está en usar sistemas como el del trolley, pero la sola instalación de esa infraestructura vale una millonada".

Olivera insiste. "Hay vehículos eléctricos que se recargan en cada paradero. Otros, una vez se cumpla el ciclo -después de 300 km-, y esto dura de 3 a 5 horas. Si hay buena logística, no habrían tiempos muertos".

Sin embargo, la Fundación Clinton tiene cifras bien diferentes. Olivera afirma que un bus híbrido vale desde 300.000 dólares en adelante, es decir, apenas 530 millones de pesos y que uno eléctrico costaría 400.000 dólares, es decir, más de 710 millones de pesos.

Con base en estas cifras, el BID aprobó, hace 2 años, 80 millones de dólares para que Bogotá dé este cambio ambiental. No obstante, la decisión aún no se concreta.

Combustible euro 4, una alternativa

La solución que propone Clopatosfky apunta hacia otro ítem: la gasolina. "Lo que debe hacerse es que el Gobierno mejore la calidad del combustible, porque ya hay vehículos muy eficientes en materia de emisiones. Es hora de que Colombia pase del combustible euro 2 al euro 4. Esto significaría no solo una ventaja para el transporte masivo, sino para el particular", explicó. Cabe señalar que TransMiIenio usa Euro 5 y podría dar el salto al 6.

Sin embargo, Mauricio Osses, experto chileno de la Fundación Clinton, insiste en que la idea es que los fabricantes de buses, operadores locales y universidades desarrollen un prototipo híbrido local. También subraya los beneficios económicos. "Habrá reducciones significativas en consumo de combustible entre híbridos y diésel, en un 30%. El bus eléctrico sería un 60% más eficiente en consumo. El problema es que estos buses cuestan más, pero tienen una mayor vida útil", explicó.

Chile ya compró cinco buses híbridos para Transantiago, y entre Río de Janeiro y Sao Paulo ya adquirieron otros 60.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
19 de mayo de 2012
Autor
REDACCIÓN BOGOTÁ

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad