Hay que repensar la movilidad, asegura experto en ecología urbana

Hay que repensar la movilidad, asegura experto en ecología urbana

Para el español Salvador Rueda, la solución es hacer uso de todas las formas de transporte.

notitle
01 de mayo 2012 , 08:29 p.m.

Controlar el uso masivo del carro y devolverle al ciudadano gran parte del espacio público que perdió por cuenta de los vehículos particulares son algunas de las tesis que expuso en Bogotá el español Salvador Rueda, experto en ecología urbana que estuvo en días pasados en la capital del país. Rueda vino al Foro Nacional Ambiental, convocado por Fescol y las universidades de los Andes, Nacional y del Rosario, entre otras instituciones. (Lea también: El derecho a la movilidad que tienen los bogotanos / Opinión).

Usted es un crítico de que el carro haya desplazado al ciudadano...

Así es. El carro se ha llevado por delante al ciudadano y lo ha desplazado. Antes de la existencia del carro, el espacio público lo ocupaban los ciudadanos, sin restricciones. Ahora somos peatones y no ciudadanos. Hoy hay que devolverle al ciudadano su carta de naturaleza, que no debió perder nunca.

¿No cree que el carro es un invasor difícil de desplazar?

Sin duda. Aclaro: yo creo que el carro es un gran artefacto, es fantástico, pero el problema ha sido su uso masivo. Para incorporarlo han tardado 50 o 60 años, pero tenemos unos cuantos para ir reduciéndolo. Haga de cuenta que cuando se prepara un plato como la paella se le echa demasiada sal: no nos lo podemos comer. Pues eso mismo pasa en las ciudades con los carros. Tenemos que ponerlos en su justa medida. Siga este enlace para leer: 30% de los dineros del Plan de Desarrollo de Bogotá irá para Movilidad

¿Pero el carro no tiene más amigos que enemigos?

Naturalmente, pero la única forma de resolver los problemas de movilidad es con soluciones alternativas y no hay otra que el transporte público.

¿Y cómo concientizar a la gente?

Es muy sencillo: apretándole el bolsillo, con peajes indirectos -donde el parqueadero le cueste mucho dinero- o con peajes. El mismo mercado, con el incremento del precio de los carburantes, le apretará también el bolsillo.

El carro también tiene enemigos porque sus efectos en el medio ambiente son negativos...

La movilidad es el factor que mayor volumen de gases de efecto invernadero genera para el cambio climático. Tenemos que dar soluciones inmediatas. A esto se suma que hay miles de personas que mueren al año en las ciudades a causa de la contaminación atmosférica. Hay que darle la vuelta a esta situación. Eso sí es pensar en el progreso. Nos toca entenderlo de una vez por todas.

¿Cómo desestimular el uso del carro en una ciudad donde el transporte público es de mala calidad?

Hay que partir de una base: no se puede hacer algo en contra de las personas que se movilizan en carro si previamente no se han hecho las inversiones necesarias para que estas puedan utilizar un transporte público alternativo y eficiente. Por eso hay que desarrollar el transporte público con una combinación de TransMilenio con metros, tranvías, bicicletas y traslados a pie. Esto se debe y se puede hacer en una ciudad como Bogotá. (Lea acá: Secretaria de Movilidad quiere que 'la carrera 7a. se quede peatonal')

¿En qué consiste su propuesta de desarrollar 'supercuadras', que ha sido exitosa en Barcelona?

Hay que pensar las cuadras para los ciudadanos y que estas deben cubrir muy bien las necesidades de las personas que van a pie. Imaginemos que, en vez de que estas fueran de 100 metros, como las de ahora, tuvieran 400 metros por 400. Si nosotros creamos células de estas dimensiones, podemos liberar su interior para que el ciudadano vuelva a ser ciudadano. Liberar su interior para que el carro circule por la periferia de las mismas y no por su interior. En las supercuadras, el 70 por ciento del espacio se dedica al peatón. Esa es la apuesta que yo hago en los proyectos de movilidad que estamos haciendo en distintas partes del mundo. ¿Qué conseguimos? La ciudad vuelve a florecer y a renacer.

¿Piensa que el turismo tiene un impacto negativo en las ciudades?

El mejor lugar para el turismo son las ciudades, porque tienen una capacidad de carga muy elevada, pero como en todas las cosas, los ingredientes tienen que estar en las proporciones adecuadas. Lo que pasó fue que el turismo superó todas las dimensiones, lo que generó una serie de distorsiones en la propia ciudad; los que salen perdiendo son los que viven en estas zonas. Está bien que haya turismo, pero también está bien que sea en las proporciones adecuadas, y cada ciudad tiene su proporción.

¿Cuál es el modelo de ciudad con el que sueña?

Sería una ciudad en donde los que viven en ella pueden decir: qué maravilloso es vivir aquí. A partir de ahí podemos desgranar: que se pueda ir de un punto a otro sin contaminar o que se pueda hacer en bicicleta o en transporte público o en carro. Sería una ciudad en la que se puede disfrutar de un tiempo de relax sin necesidad de oír el ruido infernal de los carros. Una ciudad que lo tenga todo de manera equilibrada y en la que pueda convivir con mis conciudadanos de forma amable y confortable. Esta ciudad también debe tener espacio para una comunidad gay, eso es un buen indicador para la creatividad.

¿Cómo ha percibido a Bogotá en términos de movilidad?

Lo que he podido constatar es que el medio de transporte más importante es el carro, seguido por el transporte público. Pero, en una ciudad con esta cantidad de millones de habitantes, la situación se hace complicada y nada fácil de resolver. Los tiempos que vienen obligan a repensar el modelo de movilidad que tiene Bogotá.

¿Repensarlo en qué sentido?

La situación se va a ver complicada por el incremento de los precios de los combustibles. Si el galón de gasolina sigue subiendo, poca gente va a poder aguantar el costo económico de desplazarse en su vehículo. Además, todos los informes internacionales hablan de una duración del petróleo de no más de 30 o 40 años. Eso no es nada. Hay que anticiparnos ahora a la solución. ¿Cómo? Pues deberá hacerse un esfuerzo sobrehumano para diversificar el transporte público. Hay que buscar modelos que permitan combinar el transporte público con movimientos a pie y en bicicleta. Eso, queramos o no, va a ser así.

¿Cómo le han parecido las ciclorrutas de Bogotá?

Bogotá necesita construir más vías. Las ciclorrutas tienen sentido y funcionan y se multiplica el número de usuarios en el momento en que estos que se sienten seguros. Esto implica que las ciclorrutas tienen que ser continuas. Hay que acabar las redes y hacer una red única que pase por la mayor parte de la ciudad.

¿Bogotá necesita el metro?

El metro está más que justificado en cualquier ciudad con unas dimensiones como las de Bogotá.

¿Quién es Salvador Rueda?

Licenciado en Ciencias Biológicas y Psicología de la Universidad de Barcelona.

Fue miembro del Comité de Expertos de Medio Ambiente Urbano de la Unión Europea y dirigió los servicios de Medio Ambiente de los ayuntamientos de Barcelona y Sant Adrià de Besòs. Actualmente, dirige la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona.

CATALINA RUIZ PARRA
Redactora de EL TIEMPO

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.