Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

En Chivolo, se inicia oficialmente proceso de restitución de tierras

En esta zona de Magdalena, el extraditado paramilitar 'Jorge 40' tuvo su centro de operaciones.

El conflicto armado que vive el país hace décadas deja paradojas como la de Emelina Barranco, una anciana que -por cuestiones de la guerra- hoy vive en lo que por cerca de 1.800 días fue el cuartel general de Rodrigo Tovar Pupo, alias 'Jorge 40', extraditado paramilitar que se adueñó de gran parte del Magdalena.

Tiene 63 años y ni siquiera las balas que la expulsaron el 18 de julio de 1997 de su humilde vivienda en La Pola, corregimiento de Chivolo (Magdalena), le han quitado la sonrisa que caracteriza a los costeños.

"En la parcelita donde nosotros estábamos, el esposo se dedicaba a la siembra de maíz y de yuca", recuerda de la época previa a la llegada de los paramilitares del 'Bloque Norte' que, justo en la casa que hoy habita, instalaron su cuartel e incluso adaptaron varias noches como morada de 'Jorge 40'.

La lugar es de dos pisos, construido en madera, y desde "el balcón", como llaman los habitantes del lugar a la parte alta, se divisan las no más de 15 casas que conforman La Pola, ubicada a nos 30 minutos del caso urbano de Chivolo. (Lea acá: 'Ley de Víctimas se hará efectiva contra viento y marea': Santos)

Precisamente fue ahí donde se paró ese 18 de julio 'Jorge 40' y dio la orden perentoria de abandonar esas tierras, porque él y sus hombres las necesitaban para instalarse y dirigir desde allí la "guerra" contra las Farc por el control de la zona.

Pero, 15 años después, "el balcón" está prácticamente en ruinas y Emelina tuvo que colgar dos hamacas en un espacio no más grande que la cocina de un apartamento de clase media en Bogotá. En ellas se ve obligada todas las noches, desde el 2007, cuando retornó a La Pola, a acomodarse junto a cuatro personas más: su esposo y tres hijos.

"Salimos de aquí limpios, con la manos en la cabeza y con los pelados chiquitos", dice -con la mirada fija en el piso- resistiéndose a creer que eso alguna vez en verdad pasó.

Tal fue el poder de 'Jorge 40' en la zona, que en septiembre de 2001 decidió firmar el pacto de Chivolo, en el cual 408 candidatos a alcaldías, concejos y asamblea del departamento se comprometieron a seguir los lineamientos políticos del paramilitarismo, si salían elegidos en los comicios de marzo de 2011.

La restitución

Esta paradoja de la guerra es tan solo una de los cientos que se viven en todo el país, pero que cobra importancia porque fue Chivolo la zona que escogió el Gobierno para iniciar en forma el proceso de restitución de tierras.

Las autodefensas hoy no están y el régimen de terror que impartieron por años parece que quedó en el pasado, por lo que en el 2007 los desplazados de la zona decidieron retornar.

Luis Alfonso Ramos, otro habitante de la región, afirma: "Nos enteramos en el 2006 de la desmovilización de las autodefensas y decidimos organizarnos para regresar, lo que nos permitió comenzar el retorno el 15 de enero del 2007".

En tan solo seis corregimientos de Chivolo, incluyendo La Pola, están 184 familias que buscan que las 7.642 hectáreas en las que habitan y trabajan sean por fin tituladas a sus nombres.

El reto es grande y el Gobierno lo tiene claro. Ricardo Sabogal, director de la Unidad de Tierras del Ministerio de Agricultura, afirma que, por eso, el compromiso por sacar adelante el proceso es "total" y de ahí que se escogiera una zona emblemática de la violencia como piloto para arrancar en forma con la tarea.

Los funcionarios de la Unidad han recorrido la zona en dos ocasiones, reconstruyendo núcleos familiares y rastreando el 'árbol genealógico' de los terrenos, para recaudar pruebas suficientes que demuestren que estas personas, que estuvieron 10 años lejos de sus lugares de origen, son los verdaderos dueños y que merecen, por fin, tener títulos a su nombre.

Estas pruebas, según Sabogal, serán llevadas a los jueces agrarios antes de mitad de año para que los procesos judiciales se inicien. La Ley de Víctimas y Restitución de Tierras indica que este trámite dura cerca de 8 meses, por lo que los cálculos oficiales dan cuenta de que en los primeros meses del 2013 se estarán entregando, en Chivolo, los primeros títulos del país.

Hay escepticismo

Aunque la Fuerza Pública desplegó 280 hombres a lo largo de todo el Magdalena, la población que ha retornado a sus tierras después de varios años de desplazamiento siente temor por volver a ser embestidos por la guerra y no esconden su escepticismo sobre si esta vez sí será verdad que los terrenos quedarán a su nombre.

Carlos Escobar, vocero de las víctimas de la región, dijo: "Queremos que se nos garantice que esta vez sí nos van a legalizar las parcelas, porque ya vivimos las experiencias de Justicia y Paz y de un plan de choque que anunció el Gobierno, con los que nos prometieron la titulación, pero nunca se dio".

A lo que se refiere este campesino es a los procesos que se iniciaron bajo la luz de la Ley 975 de 2005 (Justicia y Paz), que ordenaba a los paramilitares desmovilizados a devolver las tierras que habían usurpado.

Incluso, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, en una sentencia del 19 de enero del 2011, ordenó devolver 36 predios robados por 'Jorge 40' en Chivolo, pero nunca se cumplió. Y el denominado 'plan de choque' -también implementado en ese año- tampoco sirvió para que los desplazados recuperaran el poder sobre sus parcelas.

Otra preocupación de los habitantes de la zona es su seguridad. Si bien es cierto que en el Magdalena no se ha presentado ninguna muerte de los líderes de la restitución, no son pocos los que sienten temor por las represalias que podrían sufrir por atreverse a reclamar. (Lea también: En cinco años han asesinado a 71 líderes de tierras: Defensoría)

Dairo Guette, habitante de La Pola, dice que "los que nos desplazaron están sueltos y eso nos preocupa". Aunque esto lo reconoce el Ejército, el capitán Carlos Beltrán, encargado de la seguridad de la zona, descarta "la presencia de grupos armados ilegales en la región".

"Una de las operaciones que estamos haciendo es contra Ómar Montero Martínez, alias 'Codazzi', un miembro del grupo que comandó aquí en sus tiempos 'Jorge 40' que no se desmovilizó y que fue autor intelectual y material del despojo que se ve acá", dice el oficial. (Siga este enlace para leer: Ya van siete líderes de restitución de tierras asesinados en Chocó)

Emelina, Luis, Carlos, Dairo y los demás que regresaron a sus tierras, quieren creer y trabajan por creer, por lo que esperan que esta vez, como lo sostiene Sabogal, sí les entreguen los títulos.

"Hasta que no devolvamos la última hectárea de tierra -como dijo nuestro presidente Santos- no nos podemos llamar Estado Social de Derecho", sentencia el capitán Beltrán.

DANIEL VALERO
Enviado especial de EL TIEMPO
Chivolo (Magdalena)

Publicación
eltiempo.com
Sección
Fecha de publicación
30 de abril de 2012
Autor
DANIEL VALERO

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad