Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Rafael Pombo, más que un escritor de fábulas

El 5 de mayo se cumple el centenario de la muerte del emblemático autor colombiano.

El hijo de rana Rin Rin Renacuajo no fue un invento de José Rafael Pombo. Tampoco lo fue el personaje de Simón el bobito, pero ambos lo inmortalizaron en la memoria de los colombianos, que reciben sus historias desde la infancia y por tradición oral.

Muchas de sus cerca de 160 fábulas no son de su autoría absoluta. Simón el bobito y El renacuajo paseador provienen de la tradición oral inglesa. En contraste, existen por lo menos cuatro tomos de poesía para adultos que él escribió (publicados pocos años después de su muerte) que no son de conocimiento público.

No ya mi corazón desasosiegan las mágicas visiones de otros días, ¡Oh patria! ¡Oh casa! ¡Oh sacras musas mías!... ¡Silencio! Unas no son, otras me niegan. Los gajos del pomar ya no doblegan para mí sus purpúreas ambrosías: y del rumor de ajenas alegrías solo ecos melancólicos me llegan. Dios lo hizo así, las quejas, el reproche, son ceguedad. ¡Feliz el que consulta oráculos más altos que su dueño!....

De noche (1890) -al que pertenece el anterior extracto- es uno de los cientos de poemas desconocidos que escribió Pombo. "Él no tiene una obra crítica. No está completamente recopilada su creación. Es muy curioso que un hombre que fue tan popular haya quedado en tal olvido y que solo se le recuerde por sus versos infantiles", dice Beatriz Helena Robledo, experta en literatura y biógrafa de Pombo.

Para ella, el país no conoce al verdadero Rafael Pombo: pedagogo, traductor, impulsor cultural, crítico de arte, músico, diplomático, homeópata y periodista político y cultural, que incluso escribió para The New York Times.

El 5 de mayo se cumple el centenario de su muerte, por lo cual, el Ministerio de Cultura declaró el 2012 como el Año Pombo y la Unesco lo incluyó en su calendario de celebraciones oficiales. La Feria del Libro -que estará abierta hasta el primero de mayo- le rinde un tributo dedicándole su pabellón infantil y una exposición para exaltar las diferentes facetas de su obra.

El Pombo desconocido

Pero ¿quién es, entonces, el Pombo que no conocemos?

Las pocas biografías que existen dan cuenta de un joven nacido el 7 de noviembre de 1833 en una familia acomodada bogotana. Hijo de Lino de Pombo, político importante del siglo XIX; nieto de Manuel de Pombo, que participó activamente en la gesta de Independencia del país, y sobrino de José Ignacio de Pombo, comerciante y amigo de Alexander von Humboldt. Un joven rico, pero poeta, artista y humanista, que vivió de forma austera, según escribió Héctor Orjuela, que publicó, en los años 70, la recopilación de la obra de Pombo Poesía inédita y olvidada (dos tomos).

Un apasionado de la escritura, la poesía y la métrica: "Era famoso en Bogotá por los poemas improvisados que llevaba a los matrimonios. Llegaba a todas partes con poemas perfectos en métrica, en rima y en todas las técnicas y normas para escribir poesía rimada", dice el poeta Darío Jaramillo.

Pero también hay críticas al autor, que en su juventud leyó apasionadamente a Lord Byron. El historiador Jorge Orlando Melo cree que su obra poética es desigual: "A veces usa una retórica que suena artificial, envejecida, verbosa, con mucho blancor. Sin embargo, tiene muchos poemas excelentes. Algunos de los mejores textos, como La casa del cura o El bambuco, son poemas descriptivos hábiles e ingeniosos".

Melo sigue creyendo, como millones de colombianos, que el aporte fundamental de Rafael Pombo a la literatura -sea o no el creador original de Rin Rin- es su poesía para niños.

Difundido de boca en boca

Pombo también fue un pedagogo. Dirigió la revista del Ministerio de Educación y publicó un 'Nuevo método de lectura' en rima, que destaca la importancia de la repetición en el desarrollo de la memoria de los niños. En palabras de Julia Rodríguez, una de las fundadoras del colegio Unidad Pedagógica, en Bogotá, "fue un visionario", pues su sistema, basado en la lúdica, se aplica hoy en muchas instituciones. Y aunque sus rondas no hacen parte de los currículos en la actualidad, están presentes en los eventos especiales de los colegios. "La escuela recrea (su tradición), pero quien la instala es la familia", dice María Victoria Estrada, directora del proyecto pedagógico de la Fundación Rafael Pombo y asesora del Ministerio de Educación, para quien el escritor "hace parte de nuestra tradición oral y de nuestros referentes históricos y culturales".

'Su poesía para adultos es marginal'

"No hay comparación entre el impacto de los poemas infantiles de Pombo en la cultura del país y la influencia que han tenido sus otras obras -dice el historiador Jorge Orlando Melo-. La única que se discute con frecuencia, porque sus dudas religiosas sonaban audaces en la Bogotá de mediados del siglo XIX, es 'La hora de tinieblas', que es interesante en la historia de la religiosidad del país, como el poema 'Que sais-je?', de Rafael Núñez. Pero su influencia sigue siendo marginal".

'Personajes con diversos trajes'

Beatriz Helena Robledo, quizá quien más conoce la obra de Pombo en el país, lanzó, en la Feria del Libro, 'Personajes con diversos trajes', de Ediciones SM, una selección, ilustrada por Dipacho, que reúne lo mejor de las tres obras que Pombo escribió para niños: 'Fábulas y verdades', 'Cuentos pintados' y 'Cuentos morales para niños formales'.

Ya le he robado a papá daga y pistolas; ya estoy armado y listo; y me voya robar y matar gente, y nunca más (¡ten presente!) verás a Michín desde hoy.
'Michín, El gato bandido'

Trepándose a un árbol a robarse un nido, la pobre casita de un mirlo cantor... desgájase el árbol, Simón da un chillido, y cayó en un pozo de pésimo olor.
'Simón el bobito'

¡Amigo! Venga usted conmigo, visitemos juntos a doña ratona y habrá francachela y habrá comilona.
'el Renacuajo paseador'

Bebía caldo, chocolate, leche, vino, té y café, y la pobre no encontraba qué comer ni qué beber.
'La pobre Viejecita'

Pastorcita perdió sus ovejas ¡y quién sabe por dónde andarán! -No te enfades, que oyeron tus quejas y ellas mismas bien pronto vendrán.
'Pastorcita'

Libro ilustrado con 14 fábulas

El libro mágico de Pombo, que será presentado hoy en la Feria del Libro, contiene 14 fábulas del autor bogotano, ilustradas por Leo Espinosa. El lanzamiento es abierto al público que asista a la feria y su espectáculo central será el show Pombo musical, escrito y dirigido por Carlos Vives. El músico, que ganó el Grammy en el 2009 por su álbum Pombo musical (el libro incluye el CD), es el autor del prólogo del libro, en el que, en forma de cuento, relata la vida del autor a través de la historia que creyó vivir cuando visitó la que fue la casa del poeta en Bogotá.

"Mi sorpresa es muy grande, pues quien me atiende de inmediato es nadie menos que José Rafael Pombo y Rebolledo, el famoso creador de 'Rinrín' y de tantos poemas y fábulas dignificantes. Lo abrazo emocionado. Él, sorprendido, se presenta con el nombre de Henry Villalba Meléndez. Me dice que es profesor y actor, y que dirige los talleres de lectura que se dictan en la fundación (Rafael Pombo de Bogotá). No logra engañarme; conozco la fascinación de Pombo por los seudónimos: Edda, Máximo, Justicia, Lutín y Vencapavenca son algunos de los que ha usado (...)", relata Vives.

Realizado con el apoyo de Gaira Producciones y el patrocinio de Nestlé, el libro incluye una biografía de Pombo para niños. Cuesta $ 29.000 y se distribuirá de manera exclusiva en la cadena de almacenes Éxito en todo el país.

Otras actividades para recordarlo

Sala de lectura

El estand del Ministerio de Cultura, en el pabellón 8 de Corferias, tiene una sala donde se les leerán a los niños, todos los días, los cuentos de Rafael Pombo, desde las 9 de la mañana hasta las 8 de la noche. Los pequeños también podrán consultar el libro Con Pombo y platillos, que el Ministerio acaba de publicar en honor del bogotano. Se trata de una edición de lujo de 13 de los más conocidos poemas infantiles de Rafael Pombo, ilustrada por José Sanabria, Daniel Gómez y José Rosero.

'Pombo es mi cuento'

Mañana se realizará la maratón de lectura 'Pombo es mi cuento', convocada por el Ministerio de Cultura para celebrar el Día del Idioma. Durante todo el día, alcaldías, colegios, bibliotecas, casas de cultura y fundaciones de 20 departamentos del país harán lecturas públicas de la obra del escritor infantil. Al cierre de esta edición, 196 entidades se habían inscrito, con más de 147.000 participantes.

JORGE QUINTERO
Redacción Domingo

Publicación
eltiempo.com
Sección
Cultura y entretenimiento
Fecha de publicación
21 de abril de 2012
Autor
JORGE QUINTERO

Publicidad

Paute aqu�