Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Michel Portillo, posible descendiente de la familia de Simón Bolívar

El joven dice que es sobrino del libertador en séptimo grado por parte de Juana Nepomucena Bolívar.

A Michel Capelo Portillo, venezolano de nacimiento, le llegó una revelación. A los 12 años su abuela desempolvó un invaluable tesoro que daba cuenta de los orígenes de su familia. "Hijo, nosotros somos descendientes de la familia de Simón Bolívar y tengo papeles con qué demostrártelo".

Los papeles de la abuela, que Michel atesora en una gruesa carpeta, son la reconstrucción del árbol genealógico de su familia, que por parte de su madre, Laura Portillo Pérez, va a dar a los descendientes del Libertador.

"Tenía que saber por qué era descendiente de este prócer cuyos logros siempre melodiaron en mi cabeza", contó Michel.

A los 18 años, este muchacho se expresa con gestos inusualmente convencionales y serios. "Se expresa como un viejito intelectual", dicen algunos que lo conocen.

No es casualidad: siempre vestido con traje de paño y corbata por decisión propia, se la pasaba tertuliando con los integrantes de la Sociedad Numismática de su país (ciencia que trata del conocimiento de las monedas y medallas), en el estado de Zulia en Venezuela.

"A mí me fascinaba hablar con todas esas persona mayores y pasaba mucho tiempo con ellos aprendiendo de todo. Todos eran historiadores y me revelaban datos importantes del Libertador. Allá entré muy niño, en el 2002".

Sin embargo, la revelación de su abuela fue el impulso que movió a Michel a indagar más sobre su procedencia, porque sabía que tenía que hilar datos que le permitieran unir las piezas del rompecabezas.

Su obsesión por el caudillo de la Independencia hispanoamericana se incrementó y no le importó que algunas personas lo tacharan de mentiroso o incluso de loco. "En el colegio se reían de mí o me gritaban '¡Bolívar!', pero yo, guardé silencio y seguí con mi causa", contó.

Hace tres años este joven y su familia se trasladaron a Bogotá por razones de negocios. "Yo pensé que Bolívar acostumbraba a decir: Caracas es el cuartel, Quito es el convento y Bogotá es la universidad, entonces me vine feliz a estudiar aquí", cuenta como todo un experto en el Libertador.

Ya radicado en el país, Michel continuó sus estudios en el colegio Jose Joaquín Casas de Chía, donde terminó por ser unos de los estudiantes más reconocidos, por liderar toda clase de proyectos a favor de los estudiantes.

"Aquí fue todo un líder, siempre pensaba en el bienestar del colegio y en sacar proyectos con sus amigos.
Nos impresionaba su inteligencia. Él es todo un ejemplo. Dejó el nombre del colegio muy en alto y estamos seguros de que en La Sabana le va a pasar lo mismo", dijo Sandra Téllez Urbina, rectora del colegio.

El hallazgo

Todo lo que en sus ratos libres el joven 'coció' a punta de datos y notas extraídos de la Internet, de varios libros de historia de Latinoamerica y de documentos tuvo una sorprendente conclusión: era descendiente de la familia del Libertador Simón Bolívar por parte de una de las hermanas del prócer: Juana Nepomucena Bolívar.

"Soy sobrino en séptimo grado", dijo Michel.

Sin embargo, la mayor impresión se la llevó cuando vio una imagen del Libertador cuando tenía 18 años de edad, muy parecida a la que hoy tiene Michel Capelo Portillo. "Somos muy parecidos.
El pelo, los rasgos de los ojos, la nariz. Eso causó muchas reacciones en mi familia. Eso sí estoy seguro de que yo sí soy más alto que Bolívar", dijo con una sonrisa.

Desde ese entonces tiene un claro propósito que dice a cuanto curioso en la universidad le pregunta por su investigación familiar: "Ser un representante digno de mi familia. Un hombre que tuvo tanta influencia en el continente cambió toda mi forma de pensar y de actuar y lo menos que puede hacer uno es hablar bien de sus antepasados".

Ahora, sin desprenderse de las causas de su colegio, a donde todavía asiste a reuniones académicas, el joven cursa primer semestre de Derecho en la Universidad de la Sabana y allí es en donde, además de encontrarse con 150 estudiantes procedentes de su Venezuela, también contactó a docentes y directivos que lo han ayudado y que, sobre todo, han creído en su historia.

Ayudas

El doctor Bogdan Piotrosky, decano de la Facultad de Filosofía y Ciencias Humanas de la Universidad de la Sabana, fue el primero que ayudó a Michel a contactarse con Cecilia Fernández Pallini, descendiente de Francisco de Paula Santander, quien, al poco tiempo, lo invitó a la sede de la Sociedad Santanderista en Bogotá. Era la primera vez que los visitaba un descendiente de Simón Bolívar.

Para Michel fue un momento histórico; después de 181 años se dieron la mano descendientes de dos de las familias que marcaron la historia del país por sus luchas ideológicas, por sus guerras, por sus logros libertadores y de pensamiento.

Al entrar al recinto, Michel escuchó un tenue murmullo en boca de una elegante dama. "¿Y quién es ese muchacho tan joven que se parece tanto a Simón Bolívar?".

Solo un pensamiento rondaba en la cabeza del joven en ese momento: "¿Cuántos nariñistas y santanderistas andarán por las calles de nuestros países sin saber de dónde vienen?".

Michel admira todo de Simón Bolívar
, su causa, sus logros y por eso se llenó de orgullo cuando le abrocharon en la solapa de su vestido el escudo de la familia Bolívar. "Me sentí muy halagado de ser un representante vivo de semejante personaje. Me gusta mucho recordar uno de sus pensamientos más célebres: 'Mis últimos votos son por la felicidad de la Patria' ".

No obstante, la ilusión de seguir los principios del Libertador no supera el inmenso orgullo que Michel siente por sus padres. "Mi papá siempre ha sido mi gran maestro y mi mamá es la fina estampa de la humildad. Siempre me recuerdan que lavando perros en Venezuela y aquí han logrado sacarme adelante, y eso nunca se me va a olvidar. Esta es mi verdadera familia, la que más amo y de la que me siento orgulloso", dijo.

A Michel no lo trasnocha el reconocimiento o la fama que pueda obtener por ser descendiente del Libertador. En cambio, está seguro de que su futuro va a estar ligado a trabajar por y para la gente. "Por eso estudié Derecho, porque es una carrera que involucra todos los campos del conocimiento", aseguró.

A Michel también lo trasnocha una mujer con 'm', no de Manuelita, sino de Melisa Sosa, una compañera que lo ha apoyado en su causa de revivir el legado de Bolívar.

"Más que reconocimientos me gustaría que los jóvenes recordaran a sus familias como el más grande tesoro de la historia. Conociendo sus orígenes se puede inmortalizar todo lo bueno que lograron".

Pocos datos históricos

Daniel Castro, director del Museo Quinta de Bolívar, dice que en Colombia hay pocos datos acerca de la descendencia de Simón Bolívar. "Solo hay un libro, llamado 'Los hijos secretos de Bolívar', de Antonio Cacua Prada, que investiga sobre los hijos no reconocidos del prócer".

Lo que sí se sabe es que las hermanas de Bolívar sí tuvieron descendencia y que, incluso, el Libertador, peleó mucho con un sobrino suyo llamado Anacleto Clemente.

Carol Malaver
REDACCIÓN EL TIEMPO

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
16 de marzo de 2012
Autor
CAROL MALAVER

Publicidad

Paute aqu�