Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

A Bocas del Pauto / Opinión

Columna de Jaime Fernández Molano, escritor y periodista.

Por: Jaime Fernández Molano

Muchos de quienes hoy habitamos el llano, debimos descender por esos ariscos lomos de la cordillera oriental hasta alcanzar el territorio sin límites que abraza las riberas del Orinoco.

 Otros, más afortunados, se criaron en medio del aroma de la bosta, de la leche fresca y fermentada, del pasto y el mastranto y el barro, y el sudor de bestias y jinetes que buscan la infinita línea bordeada entre el sueño y la sabana, que se conoce como horizonte.

 Tierra donde los sabores, olores y colores se despliegan en amaneceres que inauguran los días, bajo rojizas siluetas de luz que se cuelan por entre las hendijas del alma de esos centauros que dominan el mundo sobre sus cascos desbocados, a quienes se les llama llanerazos.

 Dos de estos hijos que han brotado en las orillas del Pauto (Casanare) -José David Oropeza y Daniel Gualdrón-, nos invitan a recorrer las huellas de su tierra, a remarcar su territorio, a defender los últimos vestigios que quedan desde que los predadores, los nuevos dueños del mundo y del poder, se apoderaron de esta tierra.

 Hoy, con este objetivo, partió la caravana ecoturística y cultural 'Vamos p'al Pauto'.
 Buena manera de encontrar tantos sueños desbocados.

Jaime Fernández Molano /Escritor y periodista
(entreletras2@yahoo.com)

Publicidad

Publicidad