Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Transexual asumió cargo en la Secretaría de Integración Social

Tatiana Piñeros Laverde manejará $ 570 mil millones de presupuesto en esa secretaría.

Una mujer transexual, con manos perfectamente arregladas, de maquillaje sobrio y traje ejecutivo, que un día decidió llamarse Tatiana, asumió este año el cargo de directora de gestión corporativa en la Secretaría de Integración Social, un logro poco común en una sociedad que aún discrimina. (Vea el especial de Chapinero, ¿enclave gay de Bogotá?).

De su historia como hombre no queda ni el nombre. Supo que estaba en un cuerpo equivocado desde niño; de hecho, su madre le contó que su embarazo fue tranquilo, comparado con el de sus dos hermanos varones. "Siempre pensé que ibas a ser una niña", le dijo una vez. La historia de su vida no tiene tintes trágicos, episodios de depresión o abuso: nació en una familia unida que le dio todo.

Recuerda que les robaba juguetes de niña a sus primas mientras miraba con sinsabor los 'megacarros' que adornaban su habitación. Había un vacío que no se llenaba.

Siempre fue visto como un niño suave, obediente y correcto, nunca como amanerado porque en su cabeza rodaba siempre la idea de hacer lo correcto, aunque sabía que no encajaba con su uniforme de hombre y miraba con deseo poder usar una falda de colegiala.
"Ya sabía que estaba en un cuerpo equivocado", contó.

Más allá de la orientación sexual que calaba en cada episodio de su vida, había otro propósito que no abandonaba: sus deseos de superación.

Por eso trabajó para pagar su carrera de Contaduría en la Universidad Central y luego una especialización en Gerencia de Recursos Humanos.

Así logró asumir cargos importantes y hasta la gerencia de una agencia de publicidad. Este último, el trabajo en el que decidió anunciar su transformación física. "No podía seguir así, siendo exitosa laboralmente pero infeliz. Entonces, en el 2007, nació Tatiana. Yo soy una mujer en un cuerpo masculino".

Dos días antes había revelado su secreto a su madre y hermano y luego, convocando una junta extraordinaria, les dijo a los socios de la empresa que al otro día una mujer de 1,76 de estatura y feliz asumiría el cargo con el mismo profesionalismo y éxito de siempre. El apoyo fue total.

Superada su postura sexual se adhirió a un grupo de apoyo transgenerista de Chapinero. "En una reunión conocí al alcalde Gustavo Petro y comencé a trabajar con él".

Su trabajo constante le permitió ganar el puesto que hoy asume y el reto de manejar 570 mil millones de presupuesto de una secretaría a la que la Alcaldía le encomendará gran parte de su programa de gobierno.

CAROL MALAVER
REDACCIÓN BOGOTÁ

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
18 de enero de 2012
Autor
CAROL MALAVER

Publicidad

Paute aqu�