Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Las casas de poliestireno son una alternativa de vivienda en Antioquia

Parecen neveras de icopor y se ensamblan como un 'armatodo', pero son edificaciones.

Dentro de un mes estará lista la primera casa hecha en Colombia con poliestireno denso, un derivado del petróleo muy parecido al icopor. 

Como si se tratara del popular juego didáctico 'armatodo', los cuatro obreros que trabajan en la construcción levantan los bloques sin ningún asomo de esfuerzo, pues el material es muy liviano. 

Además es antisísmico, se adapta a diversas temperaturas, es impermeable y autoextingible.

La cimentación inició el 6 de diciembre del 2011, y desde ese momento el sector de La Antena, de Santa Fe de Antioquia (occidente), se ha convertido en el centro de todas las miradas.

"¿Eso es icopor?", preguntan los turistas, mientras que algunos lugareños expresan "¡esa casa es falsa!"

Franciso Agudelo, maestro de la obra, explica que el proceso de esta vivienda es igual al de una tradicional, solo que en vez de adobes se insertan los paneles de poliestireno en varillas para que funcionen como muros. 

Después recibirán el revoque, la instalación de pisos y los acabados decorativos como las comunes.

El techo también se hace con un panel.  Agrega que su razón de ser es la misma: albergar a personas, ya que solo se reemplaza un elemento para reducir costos, pero no se compromete la resistencia y las funcionalidades físicas de la estructura.

Precisamente sus habitantes deberán presentarle a la Constructora Colombiana de Poliestireno S.A.S, pionera de la implementación de esta tecnología en el país, un reporte sobre el comportamiento de la edificación.

Falta poco para que en 86 metros cuadrados, conformados por tres alcobas, tres baños, sala, comedor cocina, patio, jardín y antejardín viva una familia que no tenía hogar propio y pagaba arriendo en una convencional. 

"Nosotros escogimos a una persona que le gustara el sistema y que nos diera la oportunidad de abaratarle los costos", dice el arquitecto Jairo Rojas, encargado de la investigación y el proyecto.

La fábrica vendió la casa por un costo aproximado de 36 millones de pesos, el equivalente a 330 mil pesos el metro cuadrado. Precio que, explica Rojas, "es un 36 por ciento inferior al de una construcción convencional y está basado en la rapidez de la ejecución y en la economía de los insumos".

La meta es reducir aún más los costos y los tiempos de montaje, todo depende de su distribución en el mercado.

Aunque actualmente varias empresas les están comprando bloques para empezar a experimentar con su adecuación en edificios, el objetivo de la constructora es diseñar proyectos de viviendas de interés social para generar soluciones a problemáticas como la pobreza y el desplazamiento.

Entre tanto, adelantan negociaciones en Urabá para construir allí viviendas con estas características. 

Nataly Mira
Para EL TIEMPO

Publicación
eltiempo.com
Sección
Colombia
Fecha de publicación
6 de enero de 2012
Autor
NATALU MIRA

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad