Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

La escuela que les dice no a los computadores si a la creatividad

Está en el corazón del Silicon Valley, pero en sus aulas la tecnología brilla por su ausencia.

En una aparente contradicción, varios hijos de empleados de grandes firmas de tecnología como Apple, Google y Yahoo envían a sus hijos a una escuela que cambia los computadores por agujas de tejer, crayolas y trabajos de campo en huertas y plantaciones caseras.

Se trata del colegio Waldorf de la Península, ubicado en el corazón tecnológico del mundo, Silicon Valley, en California, y allí es imposible encontrar un computador. Los estudiantes no llevan iPod ni tabletas y, en muchos casos, tampoco usan celular. Estos aparatos están prohibidos en el centro de enseñanza, que aplica la metodología Waldorf, basada principalmente en el conocimiento de la naturaleza humana, "respetando sus aspectos físicos, anímicos y espirituales".

Antes de los 14 años, los estudiantes no tienen acceso a la tecnología ni clases para aprender a manejarla, porque estas herramientas no se necesitan en la formación de los pequeños, dijo a EL TIEMPO Gail Evenari, jefe de prensa de la escuela.

En un artículo publicado en el diario The New York Times, Ann Flynn, directora de tecnología de la educación para la National School Boards Association (Asociación Nacional de Juntas Directivas Escolares), se mostró crítica con respecto al sistema de aprendizaje común. "Si las escuelas tienen acceso a las herramientas y pueden costearlas, pero no las usan, están engañando a nuestros hijos", señaló.

En contraste, Evenari sostiene que el uso de esas tecnologías en la escuela primaria "inhibe el pensamiento creativo, el movimiento, la interacción humana y la capacidad de atención". Por eso, no es necesario utilizarlas.

Pero no solo esta escuela de California tiene esta manera de enseñar. Existen por lo menos 5.000 centros en el mundo que aplican la filosofía Waldorf. De estos, 160 están en Estados Unidos, Canadá y México. En Colombia hay seis; entre ellos, el colegio Monte Cervino, cuya sede queda en Chía y es dirigido por Janet Beltrán. Para ella, "lo más importante durante los siete primeros años de vida es estimular la fantasía creativa del niño a través del juego, el ritmo y las tareas diarias; la tecnología puede esperar".

En este colegio, la dinámica escolar transcurre entre las clases principales: matemáticas y lenguaje, y otras como religión, ética, música, manualidades, agricultura, diseño de formas y pintura. Todas estas asignaturas se enseñan con colores, imágenes, cantos y juegos.

Uno de sus alumnos es José Alberto, tiene 12 años y todavía no ha recibido su primera clase de sistemas. No le interesa el Facebook y no tiene correo electrónico, pero asegura no estar abstraído de la realidad, ni ser un bicho raro: "Me gustan los videojuegos y uso el computador en mi casa, pero combino su uso con la pintura y las artesanías que me enseñan en el colegio", dice.

Su mamá, la fonoaudióloga Sonia Bernal, lo matriculó allí desde que tenía 4 años. "Creo que mi hijo es más feliz con la formación alternativa que recibe y no necesitó que nadie le enseñara a manejar un computador".

Esta metodología, antes de los 14 años, por supuesto "no es perjudicial", argumenta la psicóloga en desarrollo infantil, egresada de la Universidad de Nueva York, Paula Bernal: "Eso sí, se pierden de una herramienta útil".

No es el aparato en sí mismo el que hace daño, sino su uso inadecuado, por exceso o porque no es pertinente. Es solo una herramienta más, según la directora de la maestría de Pedagogía de la Universidad de La Sabana, Rosa Julia Guzmán. "Da lo mismo tener un computador o una matera si los dos sirven solo para adornar el salón de clase".

Una filosofía

La filosofía de Waldorf es fomentar la creatividad y el desarrollo de la personalidad de los niños, respetando lo que ellos llaman ciclos vitales, que se cumplen cada siete años.

La Unesco respalda metodología Waldorf

La filosofía o pedagogía Waldorf fue socializada durante la conferencia 44 sobre educación de la Unesco, en 1994, en Ginebra (Suiza). Allí, este método educativo alternativo recibió el aplauso de expertos del mundo de la pedagogía. En países como España, Argentina y, por su puesto, en Alemania, donde nació, la Unesco apoya de forma directa a varias instituciones con esta filosofía, que se basa en la investigación del científico y pensador austriaco Rudolf Steiner (1861-1925). Él inició su proyecto en 1919, luego de impartirlo a los empleados de la fábrica de cigarrillos Waldorf Astoria, en Alemania.

Publicación
eltiempo.com
Sección
Otros
Fecha de publicación
12 de noviembre de 2011
Autor
REDACCIÓN DOMINGO

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad