Caño Cristales, el río de los sueños

Caño Cristales, el río de los sueños

Este lugar, en la serranía de La Macarena es un ícono de Colombia gracias a los colores de sus aguas

Caño Cristales, el río de los sueños
22 de octubre de 2011, 12:37 am

"Puedes recorrer muchas montañas, selvas, ríos o nevados en cualquier parte del mundo; pero llegar a Caño Cristales te da la sensación de estar en un lugar único y privilegiado en el planeta".

Esa es la primera impresión de Laura Luse, una viajera de Letonia que, luego de haber visitado más de 20 países, ha estado ocho veces en un año en Caño Cristales, un soberbio espectáculo de la naturaleza.

Parece que siempre harán falta palabras para describir la belleza de este lugar, cuyos secretos se revelan contemplándolo en silencio. Nosotros lo visitamos por primera vez en 1991 con Andrés Hurtado García, quien lo dio a conocer a finales de los años ochenta. Desde entonces un río nos atrapa en el embrujo de su belleza.

Está ubicado en la serranía de La Macarena, un formidable laboratorio biológico donde confluyen tres sistemas biogeográficos: los Andes, la Amazonia y la Orinoquia. La naturaleza ha creado en esta región un altísimo número de especies endémicas, que lo convierten en uno de los territorios con mayor biodiversidad del planeta. Al sur de la sierra desciende Caño Cristales en busca del río Guayabero, y en un tramo de 30 kilómetros ha labrado innumerables esculturas de piedra, desfiladeros, cuevas y pocetas.

El viajero asiste en medio de la selva al hermoso espectáculo del agua, adornado con estanques y cascadas que dejan perplejos a los visitantes. La Macarenia Clavijera, planta acuática con apariencia de alga, cubre su lecho en la época invernal y enciende el río con sus tonos rojos que refulgen a la salida del sol. También sobresalen en otras plantas gamas de verdes y continúa la sinfonía de colores en matices de amarillos, blancos, azules y negros.

Cómo llegar

La manera más segura y habitual para viajar a Caño Cristales es por vía aérea desde Villavicencio hasta el municipio de La Macarena, en un vuelo que atraviesa primero la llanura y luego la selva para internarnos lentamente en el escenario salvaje del "río de los sueños".

El paso siguiente es navegar el río Guayabero, después recorrer a pie las sabanas rocosas y antes de llegar al río saludar a don David y a doña María, amables campesinos que viven desde hace 30 años a la orilla del paraíso.

Después de un largo período de aislamiento, la región está aprendiendo a cuidar el monte y a recibir a los visitantes. Es recomendable ir siempre en compañía de los jóvenes guías locales. De esta manera se aporta al desarrollo regional y se favorece la conservación. Las condiciones están dadas para la visita con seguridad y bajo las autorizaciones ambientales.

Los servicios al visitante son básicos y suficientes para una verdadera aventura en la selva. Caño Cristales se puede visitar entre junio y noviembre, la época más lluviosa, cuando la Macarenia que le da sus colores al río se ha extendido sobre la mayor parte del lecho rocoso. En cualquier otro mes el río está casi seco o no tiene los colores que lo caracterizan.

Caño Cristales está a 260 kilómetros en línea recta al suroriente de Bogotá y a 215 kilómetros de Villavicencio. Se encuentra a ocho kilómetros al norte del casco urbano del municipio de La Macarena (Meta).

www.caminantesdelretorno.com; 310 246 6716.

TEXTOS Y FOTOS:
CARLOS AVELLANEDA
Caño Cristales (Colombia)