Steve Jobs, el hombre que cambió la manera de hacer clic

Steve Jobs, el hombre que cambió la manera de hacer clic

El genio de Apple se caracterizó por unir la belleza y la funcionalidad de sus creaciones.

Steve Jobs, el hombre que cambió la manera de hacer clic
9 de octubre de 2011, 02:30 am

Steve Jobs hizo fáciles y estéticos los computadores, modificó nuestras formas de oír, almacenar y llevar música, y volvió inteligentes a nuestros celulares, entre otros varios aportes.

Steve Jobs nos cambió la vida para siempre. 'El Thomas Edison contemporáneo', el genio que nunca se graduó de una universidad y que revolucionó el computador, los teléfonos y la industria del entretenimiento modificó nuestra cotidianidad.

El Mac, el iPod, el iPhone y el iPad son cuatro de sus 317 patentes; algunas, ideas originales; otras, mejoras a tecnologías que ya existían. Pero su ingenio está presente en algo más que en los dispositivos que llevan la hoy clásica marca de la manzana: los computadores personales, las tabletas, los reproductores portátiles de música digital o los teléfonos inteligentes, así como en la manera de comprar música, libros o aplicaciones por Internet.

'El hombre que inventó el siglo XXI', como lo llama Flipboard -un servicio informativo que existe gracias a las tabletas que popularizó el mismo Jobs- fue protagonista de la lucha que entre las décadas de 1970 y 1980 dio vida a los primeros computadores personales. Muchos precursores de estos desarrollos estaban en la Universidad de Stanford y en los laboratorios de Xerox, pero fue Jobs quien los llevó al mundo masivo, con la idea de entregar a los usuarios equipos "tan fáciles de usar como una tostadora"; aparatos con un entorno visual sencillo y lógico, y un mouse para comandarlos.

A la postre, Apple decidió ser el único fabricante de sus equipos, mientras que IBM licenció su tecnología a otros y, con Microsoft como aliado, se llevó la mayor parte del mercado, que aún conservan sus 'herederos'. Pero a los 'correligionarios' de Apple les basta con no ser más, pero sí los mejores (según ellos mismos) y se refieren a Windows como una vulgar copia del sistema Mac.

Música para sus ingresos

Nadie le puede desconocer a Sony el liderazgo que tuvo por años con su innovador Walkman. Pero Steve Jobs fue el hombre que llevó la música a los bolsillos de los usuarios, sin necesidad de casetes o de CD, con el iPod, en el 2001.

Este reproductor de música en formato digital no fue el primero, pero sí el más exitoso. Nació del tamaño de una caja de naipes. Hoy, existen iPod del tamaño de una caja de fósforos que permiten llevar 400 canciones en el bolsillo, y modelos que siguen teniendo el tamaño de una baraja, pero con pantalla totalmente sensible al tacto. Además de reproducir música, sirven para tomar fotos y hasta para hacer videoconferencias. Muchos fabricantes han intentado seguirle los pasos al iPod, pero ninguno con el éxito del dispositivo de Apple, que en 10 años ha vendido más de 300 millones de unidades.

No los creó, los mejoró

Apple no se inventó el teléfono celular, pero sí causó revolución con el iPhone, que tampoco fue el primer teléfono inteligente de la historia, pero sí el primero que ofreció una pantalla amplia para la navegación y la ejecución de aplicaciones, completamente sensible al tacto (sin necesidad de lápices o artefactos diferentes a la yema del dedo), y con un diseño sencillo y elegante.

Un iPhone es como un iPod que sirve para llamar y sus características han servido de inspiración para otros fabricantes, con los que incluso hay vigentes fuertes disputas por las patentes. Pero las cifras no mienten: aunque Apple solamente vende el 5 por ciento de los celulares del mundo, es el mayor fabricante de teléfonos inteligentes, según consultoras especializadas. Y es también la compañía que más recauda en este segmento: en el segundo trimestre de este año se llevó el 66 por ciento de las ganancias del sector.

La gran revolución tecnológica del mundo actual -la tableta- tampoco fue una idea original de Jobs, pero su producto fue el primero en lograr éxito en el mercado, tras diez años en los que nadie se atrevió a mover un dedo, debido a los fracasos de fabricantes que no lograron dar forma concreta al proyecto.

Hoy, Apple domina el mercado de las tabletas con su iPad, que ha motivado a fabricantes como Samsung, RIM, Motorola y Toshiba para seguirle los pasos y hacerle competencia. Sin embargo, se espera que el 73,4 por ciento de las casi 64 millones de tabletas que se vendan este año sean de Apple, según estimaciones de la firma investigadora Gartner.

Suficientes inventos como para que el nombre de Steve Jobs esté atado a sus patentes como el de Gutenberg al de los libros impresos, como el de Edison al del bombillo o como el de Graham Bell al del teléfono.

Su papel en la animación

Jobs compró Pixar por cinco millones de dólares

Los malos ratos contribuyeron a que Jobs cambiara la vida de muchas personas. En 1986, tras ser despedido de Apple, le compró a George Lucas (el creador de 'La guerra de las galaxias') la unidad de su negocio encargada de los efectos especiales. De allí nació Pixar, la empresa que creó 'Toy Story', el primer largometraje animado de la historia hecho completamente en computador. Después vinieron 'Bichos', 'Monsters Inc.', 'Buscando a Nemo', 'Los increíbles', 'Cars' y 'Ratatouille', entre otras. La empresa brilló tanto que, en el 2006, Disney la compró por 7.400 millones de dólares.

A la conquista del comercio electrónico

Gracias a la visión de Steve Jobs, Apple es un gran competidor en el comercio electrónico.

Su tienda en línea (AppStore) vende música, libros, aplicaciones, series de televisión y películas, todo en formato digital, y distribuye gratuitamente podcast y otros formatos. En el 2008, iTunes se transformó en la mayor tienda de discos del mundo y hoy acumula 16.000 millones de canciones descargadas.

La lucha en el mundo de las aplicaciones se libra de manera frontal con el mercado de Android, de Google, que también está presente en teléfonos inteligentes y tabletas del mercado.

CON INFORMACIÓN DE AGENCIAS