Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Abren cuenta para ayudar en tratamiento de joven quemada con ácido

El ataque contra Natalia Valencia será evaluado este lunes en un consejo de seguridad.

La madre de la joven anunció que se abrió una cuenta bancaria para que los bogotanos ayuden a la joven con los costos de su tratamiento, pues necesita varias cirugías reconstructivas.

El número de cuenta es 45290005278 del Banco Davivienda.
Por su parte, la alcaldesa (D) Clara López Obregón, visitó a la joven en el Hospital Simón Bolívar, de la capital.  "He venido a darle mi abrazo de solidaridad a la familia de Deisy Natalia, que ha sufrido un delito tan aberrante que ha afectado no sólo su vida particular y la de su familia, sino la de la sociedad entera", dijo López.

Agregó que se buscará que el responsable pague por este delito. Haremos todo lo posible por esclarecer los hechos. Espero que podamos responder satisfactoriamente a ese llamado de justicia que hace Natalia y su madre", dijo López.

Natalia, de 21 años,  fue atacada el pasado lunes con ácido sulfúrico en el barrio Patio Bonito en el sur de Bogotá, mientras caminaba hacia su trabajo

 
Polémica por libertad del suspuesto atacante

Una ola de indignación se apoderó de Bogotá desde el viernes por la noche, cuando un hombre capturado horas antes por ser el supuesto autor de un ataque con ácido contra una universitaria de 21 años, el 8 de agosto, fue dejado en libertad.

Los bogotanos no entienden por qué un caso en el que la víctima tendrá secuelas permanentes en la cara, por quemaduras de segundo y tercer grado, se considera que no amerita detención, por ser un delito querellable, como dijo el comandante de la Policía de Bogotá, general Francisco Patiño, cuando explicó las razones por las cuales el hombre quedó libre (Más noticias sobre violencia contra las mujeres).

"El agresor fue individualizado, capturado y entregado a la Fiscalía, pero, a la hora de comparecer ante un juez de garantías, fue dejado en libertad. El delito imputado, de lesiones personales, no comporta una medida de aseguramiento con detención preventiva", aseguró.

Expertos consultados por EL TIEMPO.COM afirmaron que, por la gravedad de los hechos conocidos públicamente, si hay sospecha sobre el autor del ataque, debió quedar detenido, por lo menos mientras se aclara su situación.

"Aún sin saber cuáles fueron las razones invocadas para darle la libertad, mientras la situación se aclara debió dictársele medida de aseguramiento", comentó el el ex magistrado de la Corte Constitucional Alfredo Beltrán, quien agregó que "debieron haber buscado en forma rápida e inmediata un dictamen médico sobre la gravedad de las lesiones. Todavía no se sabe cuáles son las secuelas; podrían ser lesiones con deformidad en el rostro de por vida", advirtió.

"Cualquier lesión en la piel deja cicatrices. En este caso, todavía no sabemos cuál va a ser la magnitud de las cicatrices", informó el subdirector científico del Hospital Simón Bolívar, Carlos Hernández, y señaló que la paciente tendrá que permanecer internada al menos 30 días más.

No obstante, aseguró que ya hay secuelas emocionales. "Una quemadura en el rostro afecta la presencia personal", agregó.

Para el ex vicefiscal Francisco José Sintura, el delito está "absolutamente mal calificado", porque tiene la característica de ser "una tentativa de homicidio" o, en el caso menos grave, "lesiones por deformidad física, que siempre son agravadas y con detención preventiva".

En el mismo sentido se pronunció José Gregorio Hernández, ex magistrado de la Corte Constitucional, al explicar que, si es verdad, como dice la Policía, que el sospechoso fue el hombre que lanzó ácido contra el rostro de la universitaria, "tendría que haber quedado detenido". Es indudable que, si era el autor, "en este caso el peligro para la sociedad es evidente y no se puede desconocer, así no haya habido denuncia", aseguró.

Natalia Valencia, estudiante de contaduría, ingresó al hospital con quemaduras de segundo y tercer grado en la cara, el cuello, el tórax y los brazos. Según versión de la propia joven, entregada a Citynoticias, "un hombre en bicicleta se le abalanzó y le echó el ácido en la cara". "Es una quemadura severa", explicó Hernández.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
15 de agosto de 2011
Autor
REDACCIÓN BOGOTÁ

Publicidad

Paute aqu�

Publicidad