Cerrar

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Bogotá se raja en cultura ciudadana, sus habitantes se evalúan con 2,8

Detrás de esta mala calificación está la falta de autoridad para hacer cumplir las normas.

Los logros de Bogotá en cultura ciudadana, que llevaron a la ciudad a convertirse en ejemplo y referencia en el país e incluso en América Latina en esa materia, están amenazados.

Hoy, a la hora de evaluar su comportamiento con las demás personas y con la ciudad, los bogotanos se calificaron con menos de 2,8 en una escala de 1 a 5, según los resultados de la encuesta de percepción de 'Bogotá, cómo vamos', realizada con 1.508 personas.

Detrás de esa mala calificación, que incluye al menos 24 comportamientos, están la falta de autoridad de la administración para hacer cumplir las normas y sancionar a quienes las incumplan y el relajamiento de los ciudadanos frente al respeto de los deberes mínimos de convivencia.

Por ejemplo, los bogotanos se rajan en el respeto por los vecinos, los reinsertados, los desplazados, la diversidad sexual, los adultos mayores, los niños, los peatones, las minorías étnicas, las mujeres y los discapacitados.

Sienten que no hay castigo

También se rajan en su comportamiento en las filas y paraderos de los buses, en el cuidado del medio ambiente, el espacio público y TransMilenio, y en el respeto de las normas de convivencia, de construcción y ambientales.

En el cumplimiento de las normas de tránsito también se rajan, con excepción del pico y placa, aspecto en el que pasan raspando (3,3), y el pago de impuestos (3,9).

La razón de esta calificación parece radicar en la seguridad que siente la mayoría de los bogotanos de que los malos comportamientos y el incumplimiento de las normas no serán castigados.

Sin sanción alguna

Una de cada cuatro personas respondió que cree que no será castigada si desacata el pico y placa, excede los límites de velocidad o incumple las medidas de seguridad en las motos.

La tercera parte de los encuestados dijo que es poco probable que lo castiguen si porta armas (33 por ciento), pasa un semáforo en rojo (32 por ciento) o viola las normas de construcción (34 por ciento).

Además, es más alto el porcentaje de personas (38 por ciento) que cree que no recibirá sanción si maltrata a una mujer o invade el espacio público (37 por ciento).

El porcentaje de incrédulos frente a la posibilidad de sanción sube en comportamientos como hablar por celular mientras conduce (39 por ciento), conectarse ilegalmente a servicios públicos (40 por ciento), cruzar la calle por sitios prohibidos (43 por ciento), pagar para saltarse los trámites (44 por ciento) o no usar los puentes peatonales (45 por ciento).

En este punto también están orinar en el espacio público (51 por ciento), incumplir lar normas ambientales (49 por ciento), arrojar papeles a la calle (55 por ciento) y no usar los paraderos (52 por ciento).

Aún se discrimina

La encuesta demuestra que los bogotanos están convencidos de que en la ciudad hay discriminación por el hecho de ser desmovilizados, reinsertados o desplazados (87 por ciento), por su condición económica (86 por ciento), por la orientación sexual (84 por ciento), por tener alguna discapacidad (83 por ciento), por la raza o grupo étnico (79 por ciento) o por la edad (79 por ciento).

'Participar no sirve de nada', advierten

Los bogotanos no creen que participar en las organizaciones de su comunidad sirva de algo. También están seguros de que su opinión no se tiene en cuenta a la hora de las decisiones y no creen que ayude a combatir la corrupción.

Según la encuesta de 'Bogotá, cómo vamos', el 95 por ciento de las personas no pertenece a ningún grupo u organización comunitaria. El 75 por ciento dijo que no participa en resolver los problemas de su comunidad. El 11 por ciento de los que participan lo hace porque recibe algo a cambio.

La mayoría de las personas argumenta la falta de tiempo (48 por ciento) y falta de información (30 por ciento) o dicen que no saben cómo participar (18 por ciento). El 16 por ciento cree que participar no sirve.

El 77 por ciento de los encuestados cree que la participación no ha logrado reducir el clientelismo ni la politiquería. Por su parte, el 78 por ciento no cree que haya ayudado a reducir la corrupción y el 69 por ciento tampoco cree que haya ayudado a resolver los problemas de la gente.

El 66 por ciento de los encuestados dijo que la participación no ha fortalecido las organizaciones y el 71 por ciento no cree que le haya permitido a la gente influir en las decisiones.

El 67 por ciento tampoco cree que le haya permitido a los líderes hablar de igual a igual con las autoridades. En cambio, sí ha fortalecido a los políticos (61 por ciento) y ha sido manipulada por la corrupción (55 por ciento).

Si usted fuera el próximo Alcalde, ¿qué haría en esta materia?

Enrique Peñalosa

"Nuestro objetivo es que la gente viva mejor. Por eso, llevaremos a cabo múltiples proyectos para propiciar comportamientos y respeto a las normas".

Gustavo Petro

"En este tema, planteo que 1'800.000 hogares ayuden a descontaminar el río Bogotá, con métodos de descontaminación a la salida de sus casas y edificios".

David Luna

"Recuperaremos el observatorio de cultura ciudadana que destruyó el Polo y tenemos que luchar por el orden para asegurar la convivencia".

Carlos Galán

"En mi gobierno, relanzaría los programas pedagógicos que fueron efectivos en el pasado y los acompañaría con medidas policivas".

Gina Parody

"Que todos los días los bogotanos realicen al menos dos actos de solidaridad ciudadana. Solo así podemos empezar a promover una transformación".

Aurelio Suárez

"Los derechos de las personas terminan donde empiezan los de los demás. La cultura ciudadana no debe partir de medidas restrictivas. Hay que educar en derechos".

REDACCIÓN BOGOTÁ

Publicación
eltiempo.com
Sección
Bogotá
Fecha de publicación
1 de agosto de 2011
Autor
REDACCIÓN BOGOTÁ

Publicidad

Paute aqu�