EXISTEN NARCOTRAFICANTES

EXISTEN NARCOTRAFICANTES

De acuerdo a la singular interpretación de algunos individuos y ONGlas Farc no estan involucradas en el negocio del narcotráfico, ya que se limitan al cobro de impuestos, o sea el gramaje . Es más, algunos tienen la audacia de decir que la Dian hace lo mismo con el impuesto que cobra por legalizar el contrabando que es una modalidad para lavar dinero sucio.

21 de marzo de 2001, 05:00 am

De acuerdo a la singular interpretación de algunos individuos y ONGlas Farc no estan involucradas en el negocio del narcotráfico, ya que se limitan al cobro de impuestos, o sea el gramaje . Es más, algunos tienen la audacia de decir que la Dian hace lo mismo con el impuesto que cobra por legalizar el contrabando que es una modalidad para lavar dinero sucio.

Se olvidan que existe una pequeña diferencia entre una nevera y un alijo de narcóticos. Otros aceptan que protegen los cultivos, los laboratorios y las pistas, pero argumentan que las FARC solo están en el negocio de protección.

Tan sorprendente argumentación sólo puede conducir a inesperadas conclusiones: Aquellos campesinos y guerrilleros que cultivan, recogen y acaparan la coca y la amapola, de hecho se limitan a ser agricultores que estan es en el negocio de la siembra y la cosecha. Los que se encargan del bodegaje y almacenamiento, no pasan de ser empresarios en el sector agro-industrial.

Y siguiendo con tan peregrino silogismo, los proveedores de los quimicos y de precursores, estan es en el negocio de los insumos; los que manejan y administran los laboratorios, en el de maquila y de transformación industrial; los camioneros, los lancheros y los pilotos que transladan la droga, en el de transporte multi-modal; los encargados de empacar, manejar y colocar el producto en los paises de pre-embarque como Mexico, en el de lógistica; los que finalmente lo colocan en los centros de consumo, en el de transbordo y nacionalización; las mulas, en el negocio delos de mercadearla y venderla, en el de distribuición y comercialización; los que reciben los dineros, en el de cobranzas y dey los banqueros y otros lavadores, en el negocio financiero.

Finalmente, está el infeliz del consumidor final, que bajo ninguna circunstancia puede ser catalogado como narcotraficante. A lo mucho, narcoconsumidor.

Es decir, no existe en ningún eslabón de la cadena narcotráficantes, y por ende, tampoco existe el narcotráfico. Muy posiblemente se trata de una calumnia de la DEA y del Departamento de Estado. Lo que es claro, es que en busca de la paz es mal visto llamar al pan, pan, y al vino, vino. Será que mancillando la verdad, estaremos más cerca de la paz?