Cortes

Corte Suprema no cumplió su palabra: levantó sesión y no eligió terna

Alto tribunal había acordado elegir este miércoles la terna que tiene pendiente hace nueve meses.

En la Corte Constitucional hay una vacante ante la demora de la Corte Suprema para elegir su terna. 

Foto:

Guillermo Torres / Semana

Aunque la Corte Suprema de Justicia se había comprometido a integrar este miércoles la terna que tiene pendiente desde hace 9 meses, y de la que deben salir tres candidatos de los que el Senado elegirá a un magistrado de la Corte Constitucional, no cumplió con ese acuerdo. 

En la Sala Plena del pasado 11 de julio los magistrados no lograron integrar la terna, así que se habían comprometido a no levantar su sesión de este miércoles hasta tenerla lista.

Sin embargo, fuentes de la Corte aseguran que, una vez más, el alto tribunal no llegó a un acuerdo y ninguno de los candidatos alcanzó los 16 votos que se requieren para ser elegidos en la terna. La Corte aplazó la decisión para la próxima semana, cuando los magistrados se reunirán en Paipa, y esperan que en ese encuentro se pueda desenredar la designación de sus tres candidatos. 

Esta terna es de total relevancia ya que, debido a que la Corte Suprema no ha llegado a un consenso, la Corte Constitucional sigue teniendo en interinidad uno de sus cargos (la vacante que dejó el magistrado Jorge Iván Palacios), en momentos en los que el alto tribunal está tomando decisiones claves en la revisión de las leyes de paz. Próximamente debe decidir sobre la ley de amnistía y la Justicia Especial para la Paz (JEP), ejes centrales del acuerdo de paz con las Farc. 

Entre los inscritos, fuentes aseguran que los nombres que suenan en la Corte Suprema con más fuerza para integrar la terna son los siguientes: 

Wilson Ruiz, exmagistrado de la Judicatura

El expresidente del Consejo Superior de la Judicatura ha aspirado a varios cargos, entre ellos, a la Defensoría del Pueblo y la Registraduría Nacional.

Es abogado de la Universidad Libre de Cali, tiene un posgrado en derecho administrativo y un doctorado en Derecho de la Universidad Alfonso X El Sabio, de Madrid.

En el 2015 salió de la presidencia de la Judicatura tras presentar su renuncia al cargo. Dentro de esa corporación hizo parte de la Sala Disciplinaria. 

A la Judicatura llegó en el 2012 cuando obtuvo en el Congreso 174 votos. En esa corporación tuvo que afrontar el desprestigio de esa institución, ya que antes de su llegada se destapó un escándalo por un presunto carrusel de pensiones.

Martha Isabel Castañeda

Castaleda es recordada como la mano derecha del exprocurador Alejandro Ordóñez, cuando trabajó como viceprocuradora General. 

En ese cargo defendió posturas polémicas de Ordóñez en contra de decisiones de la Corte Constitucional que avalaron derechos de minorías.

Es abogada, especialista en Derecho Procesal y en Derecho Administrativo y doctora en Ciencias Políticas y Sociales. Tiene 60 años, nació en Santa Marta, y ha estado vinculada por más de 30 años en la Rama Judicial.

Antes de ingresar a la Procuraduría ocupó el cargo de magistrada del Tribunal Contencioso Administrativo del Magdalena.

Entre las solicitudes polémicas en las que Castañeda acompañó a Ordóñez están las peticiones para tumbar fallos con los que la Corte Constitucional despenalizó el aborto en tres casos.

También buscó tumbar el fallo que mantuvo la dosis mínima de droga, el que indicó que las uniones homosexuales constituyen familia, y el que acabó con las megapensiones para altos cargos legislativos y de la Rama Judicial.

Diego Ardila

Fue contralor de Bogotá tras ser elegido en febrero del 2012 por 31 de 45 concejales, reemplazado al destituido contralor Miguel Ángel Moralesrussi. La mayoría de su carrera se ha basado en el control fiscal, pues también se desempeñó como auxiliar de la Contraloría de Cundinamarca.

Sobre su elección como Contralor hubo polémica, pues algunos concejales señalaron que había contado con el apoyo de concejales implicados en el 'carrusel' de contratos que se debieron declarar impedidos pues sus procesos terminarían llegando al despacho de Ardila. 

En su contraloría ejerció un fuerte control fiscal sobre los programas del entonces alcalde Gustavo Petro. Entre sus advertencias estuvieron la de presuntas irregularidades en el contrato de la máquina tapahuecos, el cambio en el modelo de recolección de basuras, y los pocos avances en el crecimiento de Transmilenio y construcción de jardines infantiles.  

A Ardila se lo conoce como una persona cercana al exmagistrado del Consejo Superior de la Judicatura, Ovidio Claros.

Magda Victoria Acosta.

Magistrada de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, donde también ha sido magistrada auxiliar. 

Es abogada de la Universidad Externado, especialista en derecho administrativo, con maestría en gobierno y políticas públicas. 

Ha sido abogada de la Curaduría Urbana, y ha trabajado en la Fiscalía General. También ha sido asesora de la empresa de Telecomunicaciones de Bogotá. 

Acosta fue coordinadora del grupo de administración de personal de la Superintendencia de Sociedades. 

La magistrada también es recordada porque un fallo con ponencia suya destituyó por un año a la magistrada del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Nelly Yolanda Villamizar, por acusar a funcionarios de ese tribunal de corrupción. 

Aunque Acosta aseguró en su fallo que Villamizar no tenía pruebas y que puso en “entredicho el buen nombre y el de la corporación, al darles credibilidad a rumores”,  la Fiscalía capturó ayer a uno de los funcionarios señalados por la magistrada del Tribunal de Cundinamarca.

Se trata de Alejandro Bautista, secretario del Tribunal al que la Fiscalía le imputó ayer cargos por cohecho por beneficiar al exalcalde de Cota, Juan David Balcero, en un proceso de pérdida de investidura a cambio de dinero. 

Ha sido magistrado auxiliar de la Corte Suprema de Justicia, específicamente en la Sala de Casación Laboral.

También se ha desempeñado en la Rama Judicial como juez del Atlántico, y como catedrático de varias universidades como la Nacional –donde se graduó de derecho-, la Javeriana, la Sergio Arboleda, El Externado y el Rosario.

Fue juez promiscuo en San Juan de Rioseco, y ha trabajado en Bogotá en varios juzgados. 

Es especialista en derecho comercial de la Universidad de los Andes. Tiene experiencia como docente de la Universidad Libre, Universidad Externado, el Rosario, la Autónoma de Colombia, la Gran Colombia, Universidad Nacional, Sergio Arboleda, entre otras. 

JUSTICIA