Conflicto y Narcotráfico

‘La comunidad internacional está lejos eliminar el tráfico de drogas’

La canciller, María Ángela Holguín, reveló dramáticas cifras sobre este negocio ante la ONU.

La ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Angela Holguín, durante su intervención en el 60 período ordinario de sesiones de la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas.

Foto:

Cancillería

La ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, intervino este lunes frente a la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas, mostrando alarmantes cifras sobre el crecimiento del narcotráfico en el mundo y los frustrantes resultados en la lucha contra la droga.

Holguín lamentó que los esfuerzos nacionales e internacionales no están conduciendo a desmantelar el multimillonario negocio de las drogas ilícitas.

“Haciendo un balance sincero, la comunidad internacional debe aceptar que está muy lejos de eliminar o reducir las adicciones, la producción y el tráfico de sustancias ilícitas y el lavado de activos, como lo demuestran las cifras globales de Naciones Unidas”,

El panorama es preocupante. Según las cifras de Naciones Unidas, en el año 2008 había 210 millones de consumidores, mientras que en el 2014 este número de aumentó a 247 millones. En cuanto a los cultivos, los números tuvieron importantes variaciones: en el 2009,  fueron sembradas 162.000 hectáreas de coca en todo el mundo; en el 2014, descendió a 132.000. Sin embargo, volvió a incrementarse en los años siguientes.

Lamentablemente nuestros grandes esfuerzos no han conducido a desmantelar el multimillonario negocio de las drogas ilícitas

Respecto a las llamadas ‘nuevas sustancias psicoactivas’, en el 2009 fueron reportadas 121 tipos de estas. La cifra se multiplicó seis veces hasta el año pasado, cuando los reportes alcanzaron 721 nuevas, casi todas fuera de control. En el 2009, el estimado de dinero lavado era de 580 millones de dólares y los bienes confiscados estaban por debajo del 1 %.

Holguín recalcó que Colombia se encuentra en una lucha constante frente a este negocio.

“Mi país ha sido promotor de una discusión seria, informada, franca e incluyente, que analice y reenfoque la política de drogas, dado los frustrantes resultados globales y nacionales”.

En el 2015, la Fuerza Pública colombiana logró desmantelar 3.840 centros de infraestructura para la extracción de la base de coca, el número aumentó en el 2016 y llegó a 4.900 laboratorios destruidos. En el 2015, se incautaron 296 toneladas de cocaína y pasta de coca, mientras que en el 2016 hubo un total de 421 toneladas, es decir 125 toneladas más que el año anterior.

La Canciller mostró un ejemplo de la cadena de comercialización de las drogas y la necesidad de los nuevos cambios en las políticas contra las drogas.

“En Colombia, un kilo de hoja de coca se le compra al campesino en un dólar aproximadamente, en el mercado colombiano cuesta 2.500 dólares, en Centroamérica se cotiza entre 10.000 y 15.000 dólares, cuando llega a Estados Unidos el valor supera los 25.000 dólares, en Europa los 40.000 y en China los 70.000 dólares”.

La funcionaria insistió en que la batalla de la lucha contra las drogas debe estar orientado a encontrar políticas más eficaces y más humanas que hagan efectiva la eliminación de este negocio.

ELTIEMPO.COM