Bogotá

La Calera espera castigo para hombre que abusó de una mujer

Una joven de 18 años fue violada y ultrajada. El señalado autor del ataque sigue libre.

En el hospital San Rafael atendieron a la víctima, remitida de La Calera.

Foto:

Archivo Particular

Los habitantes de La Calera, así como la familia de una joven de 18 años que fue víctima de abuso sexual, esperan que el señalado agresor sea capturado por las autoridades. Los hechos se presentaron en la madrugada del 31 de diciembre pasado, pero el atacante aún sigue libre.

Internada en el hospital San Rafael, de Bogotá, donde le han suministrado cuidados médicos y psicológicos, la víctima trata de salir de las dolorosas lesiones que sufrió en el cuerpo, en la mente y en el corazón el pasado fin de año.

Según el relato de su padrastro, ella le pidió permiso para salir con sus amigos y primos el sábado 30 de diciembre. Se dirigió a un establecimiento público en donde compartió con sus allegados, pero allí llegó un hombre de ese municipio que se ganó la confianza del grupo. Después se ofreció a llevar a la mujer hasta su residencia en moto, y ella aceptó.

En vez de dirigirse a la vivienda, el tipo condujo hacia su apartamento, en un sexto piso. Allí la intimidó y la amenazó: “Si grita o dice algo, la mato”, era la amenaza del atacante.

“A la una de la mañana la llamamos al celular, pues el permiso que tenía no era hasta tan tarde. No nos contestó y por eso comenzamos a buscarla por todas partes, no aparecía”, relató el padrastro.

Una vez dentro del apartamento, donde había fotografías de otras jóvenes y de la propia joven, a quien le dijo que hacía tiempo la tenía identificada y que le gustaba mucho, procedió a golpearla. En un momento logró meterse a un baño y trató de saltar por una ventana, pero la altura y el peligro de la caída la disuadieron. Luego el hombre, a fuerza de golpes, logró reducirla, y abusó de ella.

En estos pasillos estuvo internada la joven, donde recibió atención médica y psicológica.

Los padres de la joven apenas pudieron saber algo a las 4:10 de la madrugada. Consumado el ataque, la muchacha consiguió salir y corrió hasta la vivienda de sus abuelos, adonde llegó en shock y muy afectada físicamente.

La llevaron al centro de salud del municipio, donde fue valorada y remitida al hospital San Rafael, de Bogotá, pues la gravedad del ataque precisaba asistencia especializada.

La víctima, con 18 años cumplidos el pasado 31 de agosto, se había graduado de bachillerato y estaba adelantando cursos de alemán antes de ingresar a la universidad. En el centro asistencial continuaba este martes bajo observación médica y psicológica, tomando medicamentos y calmantes.

La familia interpuso la denuncia ante la Fiscalía, y La Sijín de La Calera adelanta las investigaciones, recopilando material probatorio para poder capturar al señalado agresor, quien tiene entre 26 y 28 años de edad.

El Instituto de Medicina Legal adelantó el examen pertinente y confirmó la ocurrencia del acceso carnal.

Entretanto, el señalado abusador fue visto en los días posteriores al ataque por las calles de La Calera. Allí, vecinos y ciudadanos no salen de la consternación y el rechazo por el hecho. EL TIEMPO pudo establecer que tiene antecedentes por abuso, agresión, extorsión y estafa.

“Lo único que nos alivia es que la tenemos con vida y con nosotros. Pero ella está muy afectada en lo anímico, nerviosa”, comentó el padrastro, quien espera al igual que sus allegados que las autoridades cumplan con su acción de justicia, capturen y procesen al depredador sexual.

FELIPE MOTOA FRANCO
EL TIEMPO
En Twitter: @felipemotoa